SOCIAL MEDIA

domingo, 22 de noviembre de 2020

Bizcocho de zanahoria y coco sin gluten

 

Sigo en mi búsqueda del bizcocho sin gluten perfecto, en esta ocasión hemos investigado el bizcocho de zanahoria y coco sin gluten y sin lactosa, y tengo que decir que la verdad es que ha quedado delicioso aunque quizá el aspecto no es el más bonito del mundo.

Como siempre se puede sustituir la harina sin gluten por harina bizcochona con gluten. Como vais a ver yo para repostería sin gluten suelo usar la harina de arroz, ya que no aporta sabor, es muy fácil de encontrar y los bizcochos y magdalenas quedan deliciosos. No os aconsejo que uséis harina de garbanzo ya que aporta un poco de sabor, este tipo de harina yo suelo usarla para panes.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes

- 200 gramos de harina de arroz.

- 2 zanahorias.

- 2 huevos.

- 200 gramos de azúcar.

- 75 ml de aceite 

- 1 sobre de levadura de respostería

- 1 cucharadita de canela.

- Un puñado de nueces.

- Una pizca de sal

- 100 gramos de coco rallado.

Encender el horno a 180º y engrasar el molde que se vaya a utilizar, yo en este caso usé un molde redondo desmontable.

Pelar, lavar y rallar las zanahorias, reservar.

En un bol, poner los huevos, y el azúcar, mezclar todo bien con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que esté todo bien mezclado. Añadir el aceite y seguir mezclando con las varillas. 

Incorporar las nueces, el coco y las zanahorias. Mezclar bien ahora con ayuda de una espátula. 

Una vez esté todo incorporado, añadir la harina, la canela, la levadura y un pelín de sal. Mezclar con ayuda de la espátula. Cuando esté todo integrado, verter la mezcla sobre el molde y llevar al horno. Hornear a 180º durante 40 minutos.


Espero que os haya gustado.

sábado, 21 de noviembre de 2020

Guía comparativa de cafeteras express, italianas, de goteo y manuales

 

Foto via Unsplash

El abanico de posibilidades a la hora de preparar un café es enorme. Existen cafeteras muy complejas o, al contrario, increíblemente sencillas. Algunas funcionan con electricidad, otras necesitan fuego, algunas son 100% manuales. Por eso, a la hora de adquirir una cafetera es recomendable hacer una búsqueda comparativa de cafeteras express, italianas y de otros tipos.

 En esta búsqueda, es importante tener en cuenta las ventajas y los inconvenientes de cada tipo, no es lo mismo una cafetera francesa que una italiana. A continuación, te presentamos una amplia comparativa de cafeteras para ayudarte a escoger y conocer mejor tu cafetera.

 

CAFETERAS EXPRESO

Foto via Unsplash

El café de cafetería por antonomasia es el café expreso: intenso y con mucho cuerpo. El mecanismo de la cafetera express que permite obtener un café de estas características es complejo. Hay que aplicar cierto nivel de presión a agua muy caliente para obtener una taza en menos de medio minuto.

El café espresso tiene muchos adeptos que tienen la posibilidad de preparar un café de estas características en casa gracias a las cafeteras express domésticas. Estas pueden ser manuales o automáticas.

 En una primera comparativa entre cafeteras express manuales y automáticas, tenemos que decir que las más parecidas en funcionamiento a las de cafetería son las manuales. Las manuales permiten ajustar la cantidad de agua y café para cada taza.

 En el caso de las cafeteras automáticas, como su nombre indica, está todo el proceso automatizado. Funcionan apretando un botón y el resultado siempre es el mismo. Muchas de las cafeteras express automáticas funcionan con cápsulas y algunas con un molinillo para café incorporado.

 En cuanto a popularidad, la comparativa entre cafeteras automáticas y manuales tiene un claro ganador, las automáticas. Especialmente las cafeteras que funcionan con cápsulas.

 Pros:

·         Proporcionan un café expreso intenso en pocos minutos.

·         Funcionan con energía eléctrica y no necesitan instalación.

 Contras:

·         Tienen un coste mayor.

·         Necesitan más mantenimiento.

 

CAFETERA ITALIANA

 

Foto Via Unsplash

El italiano Alfonso Bialetti la creó hace más de 80 años, de ahí su nombre popular. Conocida también como moka o macchinetta, es una cafetera muy sencilla y con un diseño característico formado por un cuerpo inferior y uno superior. En la base se calienta el agua, que pasa por el embudo donde está el café molido, pasa por un filtro y sube el café a la parte superior.

 Las cafeteras italianas pueden ser de varios tamaños, incluso se pueden preparar más de 10 tazas de café en un solo uso. Se fabrican en aluminio, el material tradicional, o bien en acero inoxidable.

 Pros:

·         Económica

·         Fácil de usar

·         Permite preparar varias tazas de café en un solo uso

 Contras:

·         Funciona solo con fuego o en la placa de cocina

 

 CAFETERA DE GOTEO

Foto via Unsplash

También se conoce como cafetera americana y funciona por la infusión del café molido en agua caliente, sin presión. Está formada por un depósito de agua que se calienta con una resistencia. Esta agua pasa por el filtro donde está el café caliente y el café resultante va cayendo gota a gota en una jarra. A menudo, en la base de la jarra hay una resistencia para mantener caliente el café.

 Su funcionamiento es muy sencillo y proporciona un café muy ligero y con poco cuerpo.

 Pros:

·         Permite preparar varias tazas de café en un solo uso

·         Funciona con energía eléctrica.

·         Mantiene el café caliente durante más tiempo.

 Contras:

·         El café es ligero y con poco cuerpo. No es apta para los que quieran un café intenso.

 

CAFETERA FRANCESA

 

Foto via Unsplash

Si estás dudando entre una cafetera italiana vs una cafetera francesa debes saber que tienen poco en común. La cafetera italiana aplica presión al calentar el agua en un compartimento cerrado. En cambio, la cafetera francesa o de émbolo funciona por el simple contacto de agua caliente con el café molido.

 A menudo se confunde la cafetera de prensa francesa con una tetera, y es que funciona de forma prácticamente idéntica a una tetera. Está formada por una jarra, que puede ser de distintas capacidades, y una tapa en forma de émbolo que incluye un filtro.

 En la jarra se pone el agua casi hirviendo y el café molido grueso. Se deja durante unos minutos que infusione y, finalmente, se aprieta el émbolo para separar la infusión de los posos de café.

 El resultado es un café con mucho cuerpo, ya que con este método se extraen más aceites del café.

Pros:

·         Permite preparar varias tazas de café en un solo uso

·         Fácil de usar

 Contras:

·         Se necesita un café molido grueso

·         Hay que controlar el tiempo de infusión

 

CAFETERAS MANUALES Y OTRAS CAFETERAS

Foto via Unsplash

 
Para muchos amantes del café, es importante poder controlar todo el proceso de extracción del café. Las cafeteras usadas en cafeterías de especialidad son perfectas para estos casos.

 Una de las cafeteras de este tipo más popular es la Aeropress, que funciona de forma parecida a una jeringuilla. Permite preparar un café parecido al espresso en cada uso.

 Las cafeteras manuales suelen contar con una jarra y un filtro para el café, como en el caso de la cafetera de goteo. Pero, a diferencia de ésta, no funcionan con electricidad, sino que es el usuario quien vierte el agua caliente y controla el proceso. El resultado es un café muy limpio, aromático y con poco cuerpo. Los modelos más populares son la Chemex y la V60.

 La cafetera de vacío o sifón parece un artefacto de alquimia. Permite observar todo el proceso desde que se calienta el agua hasta que se obtiene el café. Funciona con fuego y hay que estar muy atentos para retirar la cafetera a tiempo.

Pros:

·      Preparar café de especialidad en casa.

Contras:

·      Requieren de tiempo, atención y conocimientos previos sobre café.

En todos los casos, es fundamental contar con agua mineral y un buen café tostado. En el mercado se pueden encontrar varios cafés de diferentes orígenes, niveles de tueste y moliendas que se adaptan a todas las cafeteras. Con esta guía y un buen café tostado, ya puedes preparar el mejor café en casa.

 

martes, 17 de noviembre de 2020

Cinco recetas muy chocolatosas

 

Foto via Unsplash

Creo que no conozco a nadie al que no le guste el chocolate, puede ser que a alguien no sea de dulce y que no coma mucho pero que no le guste el chocolate… ¡¡lo dudo mucho!!.

En casa somos super chocolateros, y no puede faltar una tableta para darnos un capricho dulce después de la cena, solo tomamos un cuadradito y uno de nuestros favoritos es el chocolate negro, “mata” la ansiedad por el dulce y está delicioso ¿no os parece?

martes, 10 de noviembre de 2020

Recopilatorio CocinArte-- Duomo de Florencia

 

Este mes para el reto CocinArte, hemos viajado a la Florencia renacentista para conocer un poco más de la historia de la Catedral de Florencia, y en concreto su característica cúpula, hemos conocido su historia, su contexto histórico y todo lo que pasó para que la catedral sea lo que es hoy en día

Os dejo con las propuestas de mis artistas

lunes, 9 de noviembre de 2020

CocinArte- Risotto al azafrán inspirado en el Duomo de Florencia

 

Volvemos con el reto CocinArte, y ya sabéis que es un reto muy artístico en el que se propone una obra y nos inspiramos en ella para cocinar algo, la inspiración puede venir de cualquier sitio, la propia obra, colores, época, lugar donde su ubica, recuerdos... vuestra imaginación es el límite.

En esta ocasión la obra propuesta fue el Duomo de Florencia. Un edificio super monumental coronado por una cúpula maravillosa y que forma parte de un conjunto arquitectónico que no puede ser más monumental y que está en una ciudad preciosa que hace años visité y me enamoró.


A mi se me ocurrió hacer un risotto, pero un risotto un poco más especial, tan especial como la catedral y su cúpula. El color de la teja de la cúpula me inspiró para hacer un risotto al azafrán. Este tipo de risotto, es muy sencillo y es que está pensando para comerlo para acompañar al plato principal, por ejemplo el osobuco (algo delicioso). 

Además es ideal para lanzarnos a hacer risotto, no es nada complicado y os aseguro que está delicioso.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 1 litro de caldo de pollo o carne.
- 180 gramos de arroz (si podéis usar carnaroli o especial para risotto mucho mejor).
- 1 cebolleta pequeña
- 1 sobrecito de azafrán en polvo.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Mantequilla.
- Queso parmesano
- Hebras de azafrán para decorar (opcional).

Poner el caldo en un cazo y calentar a fuego medio, una vez rompa a hervir, bajar el fuego y dejar que hierva a fuego lento.

En una cacerola, poner un poco de aceite y un poco de mantequilla a calentar. Picar muy picada la cebolleta y añadir a la cacerola, dejar cocinar hasta que se ablande un poco.

Añadir el arroz y remover un poco durante un minuto. Empezar a echar el caldo con ayuda de un cucharón. Ir añadiendo el caldo poco a poco, no dejar que el arroz se ahogue, es decir no añadir más caldo hasta que la cucharada anterior se haya absorbido.

Tras diez minutos de remover y añadir caldo, incorporar el azafrán el polvo y seguir cociendo y agregando el caldo hasta que el arroz esté hecho (se puede ir probando poco a poco).  

Añadir una cucharadita de mantequilla y queso parmesano recién rallado  y salpimentar al gusto.


Espero que os haya gustado.

lunes, 2 de noviembre de 2020

Magdalenas de leche condensada sin gluten y sin lactosa con Degustabox

 

Hace unos días os enseñaba el contenido de la caja Degustabox de este mes y os explicaba como funciona, la verdad es que merece mucho la pena, pasaos a ver el post y veréis que os enamoráis.

En esta ocasión el producto que me puso ojitos fue la leche condensada sin lactosa de La lechera, ya que hay mucha gente (yo creo que cada vez más) intolerante a la lactosa (o a otras cosas) y me gustan que las marcas traten de facilitarnos la vida a las personas que tenemos algún tipo de intolerancia. ¡¡Bien por ellas!!.

Fue por esta razón por la que decidí hacer estas magdalenas sin gluten y sin lactosa, para aquellos que tienen algún tipo de intolerancia y que no pueden comer cosas que les gustan por miedo a ponerse malos. Como vais a ver son muy fáciles de hacer, se pueden hacer con gluten pero os recomiendo que probéis estas ya que no pueden estar más ricas, solo necesitáis un poco de tiempo para que repose la masa en la nevera, desde que probé a hacerlas así lo hago siempre y quedan espectaculares.

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes (con estas cantidades salieron 12 magdalenas)

- Un tarro de leche condensada sin lactosa 

- 75 ml de aceite de oliva virgen extra (a mi me gusta el toque que le da el aceite de oliva, pero si no os gusta podéis usar uno más suave).

- 2 huevos.

- 150 gramos de harina de arroz.

- 1 sobre de levadura química sin gluten.

- La ralladura de un limón.

- Azúcar para espolvorear.

En un bol, poner los huevos, la leche condensada y el aceite de oliva, con ayuda de unas varillas eléctricas mezclar bien hasta que se coja una textura de crema. Añadir la ralladura de limón y seguir batiendo.

Ir añadiendo poco a poco la harina de arroz con la levadura sin dejar de batir, una vez que esté todo integrado, tapar con un film transparente y llevar a la nevera. Dejar reposar dos horas mínimo (yo a veces dejo la masa la noche anterior y queda espectacular).

Precalentar el horno a 180º, preparar las cápsulas de magdalenas en sus moldes y llenar con la masa 2/3 partes de la cápsula, hay que tener en cuenta que luego van a crecer y si las llenamos del todo se podría salir la masa y no quedaría bien.

Espolvorear con un poquito de azúcar y llevar al horno. Hornear a 180º durante 20 minutos o hasta que las magdalenas estén hechas. Una vez estén hechas, abrir el horno apagado durante cinco minutos, y transcurrido ese tiempo, sacarlas del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Espero que os haya gustado.

miércoles, 28 de octubre de 2020

Degustabox Octubre 2020

 


Ya está aquí la Degustabox, y en esta ocasión vamos a poder disfrutar de productos aptos para todos los públicos y que nos van a facilitar la vida en la cocina, con un montón de cosas ricas y muy originales y además productos nuevos.

¿Aún no sabes lo que es Degustabox? Se trata de una caja de suscripción en la que no hay permanencia y en la cual se incluyen entre diez y quince productos de primeras marcas de alimentación. Su precio normal es de 14.99 € (transporte incluido), pero podéis obtener vuestra primera caja por 8.99€ (transporte incluido), registrándoos aquí en introduciendo el código DEGUSTA7.

Aquí os dejo el contenido de la caja


Tortillas de trigo Tex- Mez de Zanuy (1.45 €): Ya sabéis que este tipo de tortillas no pueden faltar en mi despensa, son muy versátiles y se pueden utilizar para hacer fajitas, wraps o incluso pizzas. Estas en concreto están elaboradas con aceite de girasol, no llevan aceite de palma y su sistema de apertura es ideal para mantenerlas frescas hasta que las consumamos una vez abiertas.

Tortilla chips con semillas de chía (1 €): Hechas con aceite de girasol, estas tortillas solemos comerlas en casa con un hummus, guacamole o algo para dippear. Además en esta ocasión las vamos a probar con semillas de chía, que le dan un toque muy diferente.

Ideal Avena (1.50 €): La alternativa vegana para poder preparar salsas y cremas ligeras. Se trata de una base vegetal elaborada a base de avena procedente de agricultura ecológica, también es recomendable para gene con intolerancia a la lactosa. Además tiene certificado Vegano y Bio.

MisterCorn Mix & Go de queso (regalo): Super original este mix de frutos secos. Redonditos, son bolitas de maíz crujiente, cacahuete y snack de queso. Se comen de un solo bocado y es ideal para aperitivos y picoteos.

Quelitas con sabor mediterráneo (1.50 €): Elaborado con ingredientes mediterráneos como el tomate, el ajo o el orégano, estas quelitas son un bocado delicioso para disfrutarlas a cualquier hora. Acompáñalas con un buen paté o con un poco de sobrasada...¡¡seguro que os encantan!!

Granola de cereales integrales Kellogg's (2.99 €): Fuente de proteína vegetal, no lleva ni aceite de palma ni aromas. Es apta para veganos y además están horneados. Ideales para desayunar bien y poder afrontar el día sin ningún tipo de problema. Te animo a que la pruebes acompañando un buen yogur casero.


Magdalenas formato mini de Dulcesol (1 €): En esta ocasión vamos a disfrutar de las de chips de chocolate, pero existen tres variedades para todos los gustos: Classic, Mármol y Chips. El envase en el que vienen es biodegradable y son ideales para acompañar el café de la tarde o endulzarnos la media mañana.

Leche condensada sin lactosa La Lechera (1.89 €): Ya no hay excusa para no disfrutar de la leche condensada si tenemos intolerancia a la lactosa gracias a La lechera. Tiene un sabor único y cremoso y es ideal para hacer postres.

Ajonesa de Chovi (1.49 €): La mayonesa de toda la vida con un toque de ajo. Está elaborada con huevos camperos y la botella está hecha con material reciclado. Además se puede disfrutar del producto en su totalidad gracias a la boca ancha de su envase. Ideal para acompañar un arroz o una deliciosa fideuá.

Menta y Bubble Fres de Smint (1.50 €): Caramelo refrescante con un diseño nuevo y muy práctico ideal para llevar en el bolso y poder disfrutarlo en cualquier momento. Nosotros vamos a probar el de Menta... ¡¡a refrescarnos!!

Azúcar de coco de Azucarera (1.50 €): Son muchas las propiedades del azúcar de coco, y en esta ocasión es un azúcar no refinado y de cultivo ecológico. No sabe a coco y tampoco es blanco ya que se extrae de las flores de los cocoteros. Tiene un sabor intenso y se puede usar para endulzar nuestros postres, yogures o bebidas.

Y hasta aquí la caja de este mes...¿qué os ha parecido?¿cuál es vuestro producto favorito?