domingo, 28 de mayo de 2017

El asaltablogs: Morcilla vegetal en crema


Último domingo de mes y como viene siendo habitual, toca asaltar la cocina de alguno de mis compañeros del reto Asaltablogs, este mes le ha tocado a mi querida Tesa del blog Coses y Cosetes, blog que como siempre os recomiendo, por sus recetas sanas y por la alocada Tesa que es todo un torbellino, ¡¡ya estáis tardando en ir a verla!!

Como siempre que sabemos el blog que vamos a asaltar me abro cuatrocientas pestañas con las recetas que me gustan, y de esas hago cribas y cribas hasta que me quedo con varias y de esas otra criba hasta ver cuál hago. Esta vez no fue distinto, el blog de Tesa tiene multitud de recetas a cada cual más chula y son fáciles de hacer, una maravilla vamos. 

Cuando vi esta morcilla vegetal en crema, sabía que iba a ser la receta elegida porque ya la tenía vista en otros blogs y me llamaba mucho la atención, ¿cómo es posible que la berenjena sepa a morcilla? Pues sí, es posible, yo me quedé alucinada cuando la probé y efectivamente de una manera muy muy fácil y sencilla, con pocos ingredientes, una berenjena puede saber a morcilla. No os perdáis la receta, os va a sorprender.

¿Nos ponemos el delantal?

Ingredientes
- 2 berenjenas.
- 1 cebolla.
- Pimentón dulce.
- Pimentón picante.
- Sal.
- Pimienta.

Partir las berenjenas a lo largo y hacerlas unos cortes longitudinales, llevarlas al horno a 180º durante media hora. Una vez que se saquen del horno, dejar enfriar y sacarles la carne. Reservar.

En una sartén con un poco de aceite, echar la cebolla que habremos picado bastante. Una vez que esté la cebolla doradita, añadir la carne de las berenjenas, salpimentar y echar el pimentón dulce y el pimentón picante (yo añado de los dos porque me gusta que esté picantito pero cuidado vosotros podéis utilizar el que más os guste).

Mezclar todo bien y dejar que se haga a fuego lento durante aproximadamente 10 minutos.

Espero que os haya gustado.


domingo, 21 de mayo de 2017

Ensalada de bulgur


Hoy os quiero hablar del bulgur, que es un cereal elaborado a base de trigo muy utilizado en la cocina de Oriente Medio, especialmente para hacer el famoso taboulé y el pilaf. Por su elaboración (los granos son cocidos y posteriormente partidos), se consume entero lo que es mucho más rico en nutrientes y vitaminas que el trigo procesado. Es un cereal que está lleno de proteínas, contiene mucha fibra y hierro y no contiene grasas ni sodio por lo que es ideal para dietas. 

Aunque no se encuentra de forma habitual, yo lo compré en Lidl, en la semana griega que hacen de vez en cuando y en un principio iba a hacerlo en pilaf, pero mi querido César compartió en sus redes sociales esta deliciosa ensalada y no me pude resistir. 

¡¡A ponerse el delantal!! 

Ingredientes
- 1 taza de bulgur
- 2 tazas de agua.
- 1 tomate
- 1 pepino.
- 1 aguacate.
- 1 cebolla pequeña.
- Albahaca.
- Aceite
- Zumo de un limón.
- Sal.
- Pimienta.


Lo primero que hay que hacer es cocer el bulgur, yo seguí las instrucciones del fabricante. Para ello hay que llevar a ebullición dos tazas de agua, añadir el bulgur, retirar del fuego, tapar y dejar reposar durante 15 minutos. Dejar enfriar y reservar.

Picar los ingredientes, retirando con cuidado del tomate las semillas.

Mezclar el bulgur con el resto de los ingredientes. Para hacer el aliño mezclar el aceite (yo puse muy poco porque el aguacate ya aporta grasas), sal, el zumo de un limón, la pimienta y la albahaca. Echarlo a la ensalada, mezclar todo.


Espero que os haya gustado.


lunes, 15 de mayo de 2017

Turbakook- Reto Reposteras por Europa


Volvemos con el reto más viajero, se trata del reto Reposteras por Europa, organizado por Isabel, que me está llevando a países cuya gastronomía era desconocida para mí. 

Este mes nos hemos ido hasta Estonia y esta vez me costó exactamente 20 segundo en elegir esta receta llamada Turbakook, que básicamente es una tarta de queso pero que tiene una base algo distinta y está cubierta por lo mismo que la base, resulta riquísima.

La receta la saqué (a través de Pinterest) de el blog Eat me blog, que es de una chica que vive en Ucrania y que es precioso, escribe recetas, habla de libros, teje y tiene unas fotografías preciosas. Os invito a que paséis por su blog, ya veréis como os encanta.

No me quiero enrollar más, así que ¡¡a ponerse en delantal!!

Ingredientes 
Para la base y para el topping
- 200 gramos de harina
- 120 gramos de mantequilla fría
- 2 cucharadas soperas de cacao en polvo (yo uso siempre el desgrasado de Valor)
- 2 cucharadas soperas de azúcar.

Para la tarta
- 600 gramos de queso cottage.
- 150 gramos de nata para cocinar.
- 150 gramos de azúcar.
- 2 huevos.
- 2 cucharadas soperas de harina.




Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde que vayamos a utilizar. En esta ocasión yo utilicé uno redondo de 20 cm de diámetro.

En un bol, poner la harina, el cacao en polvo y el azúcar y mezclarlos. Añadir la mantequilla fría y con las manos mezclar todo hasta que quede textura de arena. Poner la mitad en la base del molde y reservar.

En otro bol, batir los huevos con el azúcar con ayuda de unas varillas hasta que quede una textura esponjosa. Reservar.

Mezclar el queso con la nata y una vez que estén bien mezclados, añadir la mezcla de huevo con el azúcar. Mezclar bien pero si lo hacéis con varillas no lo mezcléis demasiado para que el queso no se caliente. Añadir las cucharadas de harina y mezclar.

Poner la mezcla en el molde, sobre la base y espolvorear con la otra mitad de la mezcla que hemos utilizado para la base. Llevar al horno durante 50 minutos.

Dejar enfriar antes de comer, yo lo hice de un día para otro. 


Espero que os haya gustado.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...