Dulce

CocinArte- Macarons inspirados en Fragonard

Este mes el Reto CocinArte se ha trasladado a la Francia Barroca, gracias a la pintura El columpio del pintor francés Fragonard. Cuadro que puede parecer inocente pero que está lleno de simbología y resulta ser un cuadro lleno de erotismo y pasión. ¿Queréis verlo?

Lo que más me llama la atención del cuadro es el vestido de la mujer que está subida en el columpio, su color y por ello decidí hacer algo que se intentara acercar al color del vestido y me decanté por unos macarons, que además parecen recién sacados de la época barroca. 
Tengo que decir que nunca había hecho macarons y aunque no me han salido muy bonitos, de sabor están muy ricos y la verdad es que estoy muy contenta, a pesar de que necesito mejorar. Prometo que seguiré practicando.
La receta que seguí (así como los consejos) fue de Maite, y la verdad es que lo explica todo genial.
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes para las conchas.
– 95 gramos de harina de almendra.
– 100 gramos de azúcar glass.
– 45 gramos de claras de huevo.
– 1 cucharada sopera de azúcar
– 2 cucharadas soperas de Nesquick de fresa
Para el relleno:
– 2 cucharadas soperas de cacao desgrasado (yo siempre uso Valor)
– 1 cucharada sopera de mantequilla.
– 1 cucharadita de leche.
Tamizar el azúcar glass con la harina de almendra. Reservar. 
Montar las claras y cuando empiecen a espumar, y sin dejar de batir ir añadiendo poco a poco el azúcar. Seguir batiendo hata que el merengue sea firme. 
Añadir la mitad de la mezcla de azúcar glas y harina de almendras y con una lengua o espátula mezclar para que se integre. Añadir la otra mitad y seguir mezclando. Añadir el Nesquik de fresa y mezclar con movimientos envolventes. Para saber si están en su punto, poner una cucharadita de masa en un plato y así se ve si está demasiado compacta o no.
Pegar papel de horno (con un poquito de masa), yo usé una guía que saqué de internet para que me quedaran todos iguales. Colocar una boquilla redonda en la manga pastelera y llenarla con la masa. Poner la masa sobre la badeja del horno ciñiéndonos a los circulos de la guia.
Dejar secar al macaron hasta que quede una costra dura en la superficie. Al tocarlo debe estar duro y no pegajoso. 
Precalentar el horno a 150º y hornearlos durante 12 minutos. Sacar la bandeja del horno y dejar enfriar 10 minutos.
Para hacer el relleno, mezclar todos los ingredientes hasta que estén bien integrados. 
Cuando las conchas estén frías, se montan los macarons. Para ello se coloca el relleno en la manga pastelera y con cuidado ponemos un poco de relleno en el centro de la concha y presionamos con otra concha con cuidado para que no se desparrame y el macaron no se rompa.
Espero que os haya gustado.