Dulce

CocinArte- Hojaldre de manzana inspirado en Caspar David Friedrich

 

Un mes más nos inspiramos, en el Reto CocinArte, en una obra para hacer un plato. En esta ocasión nos hemos inspirado en uno de los pintores y movimientos que más me impactaron cuando estudié en la carrera, se trata de Paseo por las nubes de Caspar David Friedrich.

Perteneciente a la corriente romántica alemana, el pintor se caracteriza, entre otras cosas, por los paisajes y recreaciones de ruinas de tipo gótico, en las que pone en ocasiones figuras humanas a las que no se les ve claramente la cara, y como en este caso, vemos a la figura del caminante mirando al horizonte, pero no sabemos exactamente qué es lo que está viendo, y eso hace que el cuadro tenga un halo de misterio tan característico del romanticisimo.

En esta ocasión me he querido inspirar en la nacionalidad del pintor, y en lo que es la escena que el pintor refleja, yo me imagino que la figura, va paseando y algo le llama la atención y se asoma, curioso, a ver lo que le ha llamado la atención, rodeado por un mar de nubes. Cuando el hombre regrese a su casa, le estará esperando algo dulce templado y un té o café caliente para reponer fuerzas.

De ahí mi idea de hacer un hojaldre de manzana, inspirándome en los strudel alemanes pero a mi manera, hecho con hojaldre, muy fácil y sobre todo delicioso. 

Ingredientes

– 1 lámina de hojaldre fresco

– 1 manzana grande (podéis utilizar la que más os gusta, yo os recomiendo reineta)

– 1 cucharada de mantequilla.

– 1 cucharada de azúcar.

– Un puñado de pasas

– Canela al gusto.

– Jengibre al gusto.

– Leche para pincelar.

Pelar la manzana y trocearla en cuadrados pequeños. En una sartén, poner la cucharada de mantequilla y cuando esté derretida, añadir la manzana. Remover para que quede todo impregnado de mantequilla.

Añadir el azúcar y seguir removiendo. Cuando la manzana esté blandita, añadir la canela y el jengibre. Remover y añadir las pasas al gusto.  Remover y reservar.

Precalentar el horno a 180º. Sacar la lámina de hojaldre de la nevera y partirla por la mitad con ayuda de un cuchillo. Poner una de las partes sobre la bandeja del horno que se habrá empapelado con papel de horno (yo aprovecho el papel en el que viene envuelto el hojaldre).

Poner sobre el hojaldre la mezcla de manzana y pasas, teniendo cuidado de no llegar hasta los bordes del hojaldre para que al cerrarlo nos sea más fácil. Colocar la otra parte del hojaldre encima del relleno y sellar los bordes con ayuda de un tenedor. Hacer unos cortes en el hojaldre. 

Pincelar con leche y llevar al horno. Cocinar a 180º hasta que le hojaldre esté dorado.

Espero que os haya gustado.