Sigo dándole caña a la olla de cocción lenta y es que me ha descubierto un mundo maravilloso para cocinar de una manera lenta, las carnes se cocinan en su jugo y no pierden sus propiedades. En mi caso la carne me sienta mucho mejor, más ligera y me encanta experimentar con ella.
En esta ocasión vengo con una de las primeras recetas que hice en la olla y que repito muchas veces porque es una maravilla, como podéis ver tiene una pinta estupenda y para comer o cenar acompañado de boniato asado es una comida de diez, os lo puedo asegurar.
Nosotros solemos tomar este pulled pork en bocadillo pero podéis tomarlo en plato, en fajita o acompañado de arroz, os puedo asegurar que el tiempo que tenéis que esperar a que se haga la carne merece la pena.
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes
– 1 solomillo de cerdo.
– 1 cebolla.
– Salsa barbacoa.
Pelar y picar la cebolla muy picadita. Ponerla en la cubeta de la olla lenta. Añadir salsa barbacoa y remover para mezclar todo bien.
Salpimentar el solomillo de cerdo y colocarlo encima de la salsa barbacoa con la cebolla y poner por encima más salsa barbacoa. Remover para que quede todo mezclado.
Poner la olla lenta 6 horas en lenta tapada
Cuando termine de hacerse, con ayuda de dos tenedores desmenuzar la carne.
Servir en pan de hamburguesa.
Espero que os haya gustado.

Esto te puede interesar