Llevaba tiempo queriendo probar el edamame, que no es otra cosa que soja con sus vainas y que se cocina cociéndola en agua, y ya está. Y es que hay que ver lo simple que es y lo rico que puede estar, y además muy sano.
Pueden ser un picoteo un poco adictivo, ya que parece que estás comiendo pipas, y cuando te das cuenta te has comido el bol entero. 
La receta la saqué de mi Helen, que fue la que me animó a probar esta manera de comer la soja y la verdad es que os recomiendo que lo probéis. ¡¡Seguro que os encanta!!
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes
– 300 gramos de edamame. Yo lo compré congelado de Mercadona.
– Dos dientes de ajo.
– Dos pimientas cayenas.
– Una pizca de pimentón picante.
– Una pizca de ajo molido.
– Sal.
– Pimienta.
– Aceite de oliva.
En una cacerola con abundante agua y un poco de sal cocer el edamame sin descongelar durante 3 o cuatro minutos. Escurrir y reservar.
En una sartén con un fondo de aceite, echar el ajo muy picado. Remover bien y cuando coja un poco de color añadir las cayenas (las mías eran muy pequeñas), el ajo molido, la pimienta, el pimentón y el edamame. Remover todo y cocinar todo junto durante unos minutos.
Retirar del fuego y servir templado.
Espero que os haya gustado.

Esto te puede interesar

2 comentarios

  1. Qué rico el edamame Mery! Te ha quedado para comerse un kilo o dos… de vicio!

  2. Yo hace un par de meses que lo comí por primera vez porque una compañera lo trajo al trabajo y la verdad es que no esperaba que supiese así! Te ha quedado estupendo, un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.