SOCIAL MEDIA

martes, 9 de marzo de 2021

CocinArte- Panacotta de vainilla inspirada en Maruxa Mayo

 

Un año más y con motivo del Día de la Mujer, en el Reto CocinArte, nos inspiramos en la obra de una artista femenina, gracias a esto, estamos conociendo un poco más de mujeres que han permanecido si no en el anonimato, un poco escondidas detrás de otras figuras.

En esta ocasión nos hemos inspirado en Maruxa Mayo, una de las precursoras del movimiento de las Sin sombrero, pintora surrealista amiga de Dalí, Lorca o Buñuel y que ha permanecido a la sombra de ellos al menos para el gran público. En esta ocasión la excusa ha sido la obra Cabeza de Mujer. 

Me inspiré a través de los colores, el rojo de los labios y el trocito de vestido que se ve y la blancura de la piel, esa blancura que tenían las mujeres de la época, tan característica y que a mi me encanta y ese contraste con el rojo de los labios.


Se me ocurrió hacer una panacotta de vainilla, y en esta ocasión, al querer que fuera tan blanca, que no hubiera ninguna distracción en lo que se refiere al color no quise utilizar una vaina de vainilla ya que los pequeños trocitos de vainilla se podrían ver y tampoco quise usar esencia de vainilla o vainilla en pasta porque temía que cambiara el color de mi panacotta. 


En esta ocasión utilicé vainillina que me envió mi amiga Carol y que es maravillosa, ya que con una pizca los bizcochos, los flanes o en esta caso la panacotta tiene un delicioso sabor a vainilla sin llegar a ser un sabor artificial. Os recomiendo mucho que la probéis. Para dar el contraste de color, utilicé una fresa, para hacer referencia a los labios y al trocito de vestido que se ve. 

¡A ponerse el delantal!


Ingredientes.
- Tres hojas de gelatina sabor neutro.
- 400 ml de nata.
- Media cucharadita de vainillina.
- 50 gramos de azúcar.
- Fresa para adorar (opcional)

En un bol, poner agua fría y poner a hidratar las tres hojas de gelatina.

En un cazo, poner la nata y ponerlo al fuego, cuando tome un poco de temperatura, añadir el azúcar y la vainillina y remover hasta que quede todo disuelto. 

Cuando vaya a romper a hervir, retirar del fuego y añadir las hojas de gelatina hidratadas, muy bien escurridas. Remover hasta que se disuelvan. 

Dejar templar un poco y ponerlo en los moldes que vayamos a utilizar. Yo suelo hacer las panacottas en unas flaneras individuales de las de toda la vida.

Llevar nuestras panacottas a la nevera, y tenerlas allí durante al menos dos horas. Están más ricas de un día para otro.

Adornar con una fresa o con frutos rojos.


Espero que os haya gustado.

2 comentarios :

¡¡Gracias por comentar!!