Dulce

Asaltablogs invisible- Mousse de chocolate con naranja

Diciembre es el mes que hacemos un Asaltablogs un poco más especial y es que es el mes de el Asaltablogs invisible, en el que un grupo de locos nos apuntamos y nos asaltamos unos a otros sin ninguna piedad (como si el resto del año tuviéramos piedad).
Yo me apunté porque tengo un enganche bastante importante con este reto y me gusta participar en todos, aunque aún no haya sido asaltada, y cuando me llegó el mail con mi asalto invisible… ¡¡no me pude alegrar más!! Mi amigo invisible ha sido Guille del blog No me comes nada, blog que me encanta y que tenía muchas ganas de investigar más en profundidad.
Guille es el «culpable» de que me haya comprado la panificadora y el que me he metido el gusanillo del pan, tiene un blog genial con unas recetas maravillosas y él es un tio encantador. Ni que decir tiene que me costó mucho elegir sólo una receta para publicarla (me he llevado muchas y os iré enseñando poco a poco mi gran botín), y me decanté por esta mousse de chocolate y naranja. Me parece un postre para estas fechas maravilloso y además mi marido es un auténtico fanático de la combinación chocolate y naranja…¡¡le vuelve loco!!
La mousse tiene un sabor delicado y una textura deliciosa, nos ha encantado asaltarte Guille. 
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes para seis raciones
– 5 claras de huevo.
– 3 yemas de huevo.
– 200 gramos de chocolate negro (yo uso siempre de más del 70%)
– 100 gramos de azúcar.
– 100 gramos de mantequilla.
– El zumo de media naranja (si os gusta más fuerte podéis poner más zumo).
– La ralladura de una naranja.
Trocear el chocolate y ponerlo en un recipiente apto para microondas o que aguante bien el calor. Derretirlo o bien al baño María o en el microondas. Si lo hacéis en el microondas debéis ponerlo a intervalos cortos de tiempo para que no se queme y vigilarlo bien. Cuando el chocolate esté casi derretido, añadir la mantequilla y continuar hasta que ambos queden derretidos. Yo solo tuve que poner un intervalo en el microondas ya que con el calor residual la mantequilla se derritió rápido. Reservar.
Poner las claras en un bol amplio y limpio y batirlas con unas varillas eléctricas hasta que vayan cogiendo el punto de nieve. Cuando las claras empiecen a formar picos ir añadiendo poco a poco el azúcar sin dejar de batir hasta que la textura sea un merengue brillante. Si damos la vuelta al bol, no debe caerse.
Con un tenedor, batir ligeramente las yemas de huevo y añadirlas a la mezcla de chocolate y mantequilla. Añadir también el zumo de naranja y la ralladura.
Ir añadiendo a esta mezcla, el merengue y mezclarlo poco a poco con movimientos suaves y envolventes para que el merengue no se baje. Yo me suelo ayudar de una lengua de silicona.
Repartir la mousse en los recipientes en los que la vayamos a servir y llevarla a la nevera. Lo ideal es hacerlo de un día para otro, pero con dos horas de nevera tendréis más que suficiente.
Servir recién sacadas de la nevera. Se pueden decorar con pepitas de chocolate o con ralladura de naranja por encima.
Espero que os haya gustado.