Uncategorized

Crema de champiñones

Esta crema que os traigo hoy es fruto de una mañana de lluvia en la que mi cuerpo pedía algo caliente, soy de esas personas a las que una sopa o una crema les entona enseguida (mi familia dice que llego a ser cansina cuando alguien se encuentra regular y sólo ofrezco una sopa). 
El caso es que una bandeja de champiñones me puso ojitos desde la balda del supermercado y, como ocurre en los comics o dibujos animados, me los imaginé en un cuenco convertidos en una rica crema caliente.  
Como os podréis imaginar la receta más sencilla no puede ser, lleva pocos ingredientes pero cumplió su propósito.

Ingredientes:
– Una bandeja de champiñones (la mía era de más o menos medio kilo).
– 1 puerro.
– 1 diente de ajo.
– 1 cebolla.
– Un quesito.
– Sal.
– Aceite de oliva.
– Pimienta.
– Perejil para adornar.
Lavamos bien los champiñones, reservar. Pelar y cortar la cebolla, el puerroy el diente de ajo. En una cacerola con un fondo de aceite, poner la verdura a pochar. Yo primero puse la cebolla, el puerro, y el ajo, y cuando cojan color, agregar los champiñones, cocinar todas las verduras juntas durante cinco minutos más o menos.
El champiñón suelta bastante agua, así que cuando lleve un tiempo en el fuego, cubrimos con agua toda la verdura. Bajar el fuego, salpimentar, cubrir y tenerlo al fuego durante quince minutos.
Pasar las verduras al vaso de la batidora, triturar las verduras. Si se quiere tener una textura más finas que la que he conseguido yo se puede pasar por el chino. Volver a poner la crema en una cacerola, agregar el quesito y tener la crema a fuego bajo unos minutos, hasta que el quesito se derrita. 
Servir caliente.
Espero que os haya gustado.