Dulce Sin gluten

Pantxineta sin gluten

Hoy os quiero hablar de mi último descubrimiento, y porqué no, de mi último vicio, y es que mi amiga Helen hace unas semanas nos hablaba de este delicioso postre, la pantxineta, postre que no falta nunca en sus celebraciones y es que ¡no me extraña!
La pantxineta es un postre típicamente vasco hecho con hojaldre y crema pastelera y con almendras por encima. Puede parecer algo contundente pero no, se trata de una tarta ligera, nada dulce y que en casa nos ha conquistado. Además es muy fácil de hacer, yo no había hecho nunca crema pastelera y salió espectacular, eso sí, siguiendo al pie de la letra la receta de Helen, ella no defrauda nunca, y yo me fío  de ella plenamente. Se puede hacer la crema pastelera el día anterior (para asegurarnos que esté fría) y cocer la pantxineta el mismo día que la vayamos a comer, degustarla tibia es una maravilla.
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes para la crema pastelera
– 3 yemas de huevo
– 1 huevo.
– 120 gramos de azúcar.
– 60 gramos de maizena.
– Medio litro de leche
– Una pizca de canela
Ingredientes
– 2 placas de hojaldre sin gluten refrigerado (podéis usar con gluten).
– 1 huevo.
– Almendras crudas fileteadas.
– Azúcar glass
Para hacer la crema pastelera, poner en un cazo, el huevo, las tres yemas y el azúcar, batir todo con las varillas de mano. Añadir la maizena y mezclar hasta que se integre todo. Añadir la leche y la pizca de canela y batir hasta que todo esté mezclado. 
Poner la cazuela al fuego a fuego medio y seguir batiendo hasta que la crema espese. Cuando haya cogido cuerpo, bajar el fuego al mínimo y seguir removiendo un minuto más. Quitar del fuego y dejar enfriar completamente. 
Una vez que la crema esté fría, encenders el horno para precalentarlo a 180º y preparar la bandeja del horno con papel sulfurizado. Poner una de las placas de hojaldre. Echar poco a poco la crema pastelera en el centro y se va extendiendo con cuidado por toda la superficie del hojaldre de tal manera que se deje libre un par de centrímetros en los bordes.
Cubrir con la segunda placa de hojaldre y sellar los bordes plegándolos con cuidado. Pintar la superficie del hojaldre con huevo batido y poner encima la almendra fileteada repartida.
Llevar al horno, a una altura media y dejar que se haga durante 20 minutos. Cuando el hojaldre haya cogido color y haya subido un poco, sacarla del horno, dejarla templar y espolvorear con azúcar glass
Espero que os haya gustado.