Dulce

Asaltablogs- Crema de galletas María

¡¡Último domingo de mes!! Y como es habitual yo los últimos domingos del mes asalto sin piedad la cocina de alguno de mis compañeros del reto Asaltablogs que organiza mi querida Marga. Siempre os hablo de este reto con mucho cariño y es que es uno de mis favoritos, he conocido gente genial gracias a él, he descubierto blogs maravillosos con los que aprendo cada mes y además el grupo de facebook es de lo más animado y genial. ¡¡Si queréis más información no dudéis en poneros en contacto con Marga!!
Este mes nos ha toca asaltar a mi querido Guille y su blog No me comes nada, blog que yo ya conocía y que ya había tenido el placer de asaltar el año pasado para el asaltablogs invisible que hacemos cada diciembre. 
Como siempre me pasa han sido muchísimas las recetas que me he llevado de Guille, tiene una cocina de lo más variada y toda ella deliciosa, él es genial y os recomiendo que os paséis también por su Instagram en el que nos enseña, entre otras cosas sus deliciosos desayunos de tortilla, sus panes maravillosos o su Puerto de Santa María… ahí dando envidia. 
Finalmente me decanté por esta crema de galletas María que había visto hace tiempo y que me puso ojitos. Además como esta semana ha sido mi cumple aproveché la ocasión para hacerla como postre. Os aseguro que en casa duró un suspiro, que se puede hacer con antelación ya que queda mejor de un día para otro y que es un postre ideal para estas navidades porque no se tarda nada en la elaboración. 
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes (a mi con estas cantidades me salieron seis vasitos)
– 20 galletas María
– 400 ml de nata para cocinar.
– 600 ml de leche 
– 100 gramos de azúcar.
– Caramelo líquido.
– 1 sobre de cuajada.
En un bol, mezclar el sobre de cuajada con 250 ml de la leche. Remover hasta que se diluya. Reservar.
En un cazo, poner el resto de la leche, la nata, el azúcar y las galletas María partidas (no hace falta que se trituren porque luego se deshacen). Poner el cazo a fuego medio y remover constantemente. cuando rompa a hervir retirar del fuego y añadir la cuajada diluida en la leche. Volver a poner al fuego y remover hasta que vuelva a hervir.
Retirar del fuego y triturar la mezcla con una batidora (en mi caso de brazo). Dejar reposar unos cinco minutos y rellenar los vasos en los que vayamos a servir la crema.
Dejar enfriar a temperatura ambiente y una vez esté frío, meter en la nevera durante al menos cuatro horas (de un día para otro queda mejor). 
Para servir, poner un poco de caramelo líquido y unas galletas partidas.
Espero que os haya gustado.