Leche de avellanas

Tengo que reconocer que la leche de avellanas es mi último vicio. Tuve la oportunidad de probarla hace ya tiempo y se convirtió en mi bebida vegetal favorita. Siempre la compramos ya hecha pero cuando vi en la caja Degustabox los cereales con canela de Nestlé pensé ¿porqué no hacerla en casa?

La leche de avellanas no es algo que se pueda hacer todos los días, pero alguna vez y con solo dos ingredientes… de vez en cuando sí que se puede hacer.

La leche de avellanas, como veis en las fotos es un pelín más oscura que otras bebidas vegetales, esto es debido a las avellanas. Si queréis le podéis dar un toque de chocolate añadiéndole un poquito de cacao desgrasado.

Leche de avellanas

Cuando la probéis veréis que es una bebida muy cremosa, y que da a nuestro café un toque delicioso, a mi me recuerda al otoño y al invierno, mis estaciones del año favoritas.

En el blog podéis encontrar varias bebidas vegetales tan deliciosas como esta leche de avellanas, hay para todos los gustos:

  • Leche de almendras: Otra de mis favoritas por su cremosidad. Es una leche que podéis encontrar sin problema en supermercados. Yo recomiendo que probéis a hacerla, tiene un sabor delicioso
  • Leche de avena: Quizá la más asequible para hacer en casa. Se trata de una leche ideal para hacer nuestros porridge y que a mi personalmente el sabor me recuerda un poco a la horchata.

Para hacer la leche de avellanas necesitaremos una batidora potente y un tela tipo gasa para poder escurrir las avellanas. Os lo explico en la receta

Leche de avellanas

Como hacer leche de avellanas

Leche de avellanas

Ingredientes

Instrucciones

  1. Poner las avellanas tostadas en un bol y dejarlas en remojo el mayor tiempo posible. En esta ocasión yo las tuve durante toda la noche
  2. Una vez pasado el tiempo, escurrir bien las avellanas y ponerlas en un procesador de alimentos. Debe ser potente, no olvidemos que son frutos secos y las cuchillas deben ser potentes para que no se rompan
  3. Añadir un litro y medio de agua y triturar todo bien hasta que obtengamos una crema
  4. Pasar la mezcla a una tela tipo gasa. Poner la gasa sobre un bol y con ayuda de las manos apretar bien para que se escurra lo que va a ser nuestra leche.
  5. Pasar nuestra leche en las botellas en las que vayamos a almacenarla
  6. Disfrutar
Leche de avellanas

Espero que te guste y te animes a hacer la receta.

Te recuerdo que me puedes encontrar en Facebook y en Instagram donde comparto más recetas y muchas novedades.

No olvides suscribirte al blog para recibir novedades y un ebook totalmente gratuito. Además puedes unirte a nuestro grupo en Facebook en el cual se comparten un montón de recetas.

Esto te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.