Uncategorized

Strawberry Pie para FoodBloggersTtm

Pues sí, me he animado también a hacer la propuesta dulce de la comunidad FoodBloggersTtm. Esta vez, como ya sabréis, hemos viajado a Estados Unidos, y sinceramente no podía dejar de intentar hacer esta tarta tan típica americana que nos proponen Mara y Aisha. En realidad la propuesta es un Cherry Pie, pero no es época de cerezas todavía y a mi no me gustan mucho las cerezas en almíbar, así que aproveché unas deliciosas fresas y me lancé a hacer esta deliciosa tarta.
Me ha encantado hacerla, me ha recordado a los dibujos animados que veía de pequeña, cuando la abuela ponía la tarta a enfriar en la repisa de la ventana y el olor llamaba la atención del oso y a la serie Twin Peaks, y la deliciosa tarta de cerezas que comía el agente Cooper, como veréis no podía dejar de hacerla. 

Ingredientes para la masa
– 400 gramos de harina.
– 200 gramos de mantequilla muy fría.
– 2 cucharadas soperas de azúcar.
– 90 ml de agua muy fría.
Ingredientes para el relleno.
– 250 gramos de fresas
– 1 cucharadita de esencia de vainilla.
– 2 cucharadas soperas de azúcar.
Lo primero es preparar las fresas. Lavar y cortar las fresas lo más pequeñas posible. Ponerlas en un bol, agregar el azúcar y la vainilla y dejar reposar en la nevera.
A continuación hay que ponerse con la masa. Para ello, mezclar la harina con el azúcar, Añadir la mantequilla fría cortada en dados. Mezclar todo con las manos hasta que se obtenga una mezcla con textura arenosa. Añadir el agua fría y trabajar la masa hasta que esté compacta. Hacer dos bolas, cubrirlas con film transparente y guardar en la nevera unos 40 minutos.
Sacar uno de las bolas de masa de la nevera y estirarla con un rodillo y colocarla en el molde que vayamos a utilizar. La masa tiene que ser fina pero no mucho ya que sobre ella va a ir la fruta. Al colocarla en el molde se debe dejar que sobresalga algo de exceso de la masa. Llevar esto al congelador mientras se empieza a trabajar con la segunda bola.
Estirar la segunda bola de masa, va a ser la tapa de nuestro pastel. Sacar del congelador el molde, y de la nevera el relleno. Verter en la masa en relleno y cubrir con el segundo disco de masa, sellar con cuidado los bordes retirando el exceso de masa. Meter la tarta en el congelador, y poner a calentar el horno a 190º. 
Cuando el horno esté caliente, sacar la tarta del congelador, pintarla con huevo batido y hacer unos cortes en la superficie. Llevar al horno mantener allí unos 50 minutos.
Dejar enfriar y reposar, está mejor de un día para otro.
Espero que os haya gustado.