Uncategorized

Torrijas de la abuela Rosa

Hoy os traigo una receta muy especial para mi, la receta de las torrijas de mi abuela Rosa. Tanto mi hermana como yo tenemos la imagen de pasar por la cocina en Semana Santa y ver bandejas de torrijas de leche y de vino, estas últimas porque le gustaban a mi abuelo Pepe.
Desde que mi abuela nos dejó, prácticamente todos los años las torrijas las ha hecho mi hermana. Mi abuela no tenía receta escrita como tal así que las hace según se acuerda de como las hacía ella. De lo único que ninguna nos acordamos, (ni mi madre tampoco), es de qué tenía el almíbar que ponía sobre ellas una vez ya hechas, no era de miel, así que van sin almíbar.
También tengo que avisaros que las cantidades son un poco orientativas, ya que mi abuela lo hacía a ojo, así que he intentado poneros las cantidades lo más aproximadas posibles. 
Os dejo con la receta, espero que os guste.
Ingredientes:
– 1 barra de pan de torrijas.
– Leche (más o menos un litro por barra).
– Canela en rama (2 o 3 ramos, depende de como os guste).
– Azúcar.
– Huevos (más o menos 5).
– Canela molida.
En una bandeja honda tipo Pyrex, poner el pan cortado en rebanadas de tal forma que no queden muy juntas. 
En una cacerola, poner la leche, las ramas de canela rotas y 3 o 4 cucharadas soperas de azúcar (esto como lo de la canela va en gustos). Cuando rompa a hervir, retirar del fuego para que no se forme nata. Verter sobre el pan, cubriendo todo bien. Dejar reposar un mínimo de 3 horas.
Se baten los huevos, rebozar las rebanadas de pan y freír en abundante aceite de oliva caliente. Sacar y pasar a un papel absorvente para que suelte la grasa.
Pasar a una bandeja donde se vayan a servir. Hacer una mezcla de azúcar y canela molida y espolvorear por encima, cuando las torrijas estén calientes todavía.

Espero que os haya gustado, os animo a probarlas de esta manera, ya vereis como no os defraudan.