Uncategorized

Sponge cake de fresas con nata

Hoy he podido comprobar la cara «fea» del mundo blogueril. Yo ya sabía que había gente que se dedica a «tomar prestadas» fotos para colocarlas en sus blogs como si fueran suyas, esto siempre me ha parecido muy muy fuerte, de hecho hay un grupo recién creado en Facebook (#fotosrobadas), al cual os animo a que os unáis ya que a cualquiera nos puede pasar, y es que queridos kitchener@s, ¡¡me han robado fotos!!, en concreto he parado de contar cuando he visto hasta cuatro blogs que estaban utilizando mis fotos como si fueran suyas, me ha dado mucha rabia, porque los que tenéis blog sabéis el trabajo que lleva todo esto, así que bueno, no sé muy bien que saca esta esta gente haciendo, en fin.
En fin, que yo vengo tan feliz con la segunda parte de la celebración del cumple del pinche y no voy a consentir que gente con poca vergüenza me lo amargue, así que os presento esta especie de sponge cake. Como sabréis este tipo de bizcocho está hecho a base de harina, huevos y azúcar, por lo que resulta bastante ligero. En un principio yo iba a hacerlo con dos bizcochos y una capa de nata y otra de fresas, pero me vine arriba y puse dos capas de natas y de fresas…. me tenéis que perdonar que no so ponga foto del corte, pero es que la tarta no la comimos en casa y no pude hacerle fotos. Os dejo con la receta.
Ingredientes
– 150 gramos de harina.
– 110 gramos de azúcar.
– 60 gramos de mantequilla ablandada.
– 500 ml de nata para montar (o montada).
– 500 gramos de fresa.
Precalentar el horno a 160º y engrasar los moldes que vayamos a utilizar (yo he utilizado unos moldes de la marca Wilton).
Tamizar la harina tres veces y reservar. Mezclar los huevos y el azúcar durante diez minutos, esto hará que el bizcocho quede muy esponjoso. Agregar la mitad de la harina y mezclar, cuando esté integrado agregar el resto de la harina y mezclar todo muy bien. Añadir la mantequilla y mezclar bien. Colocar la mezcla en los moldes engrasados. Hornear 20 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar en una rejilla.
Montar la nata. Es el momento de montar la tarta. Sobre el primer bizcocho colocamos la mitad de la nata, y sobre ella la mitad de las fresas troceadas. Colocar más nata y el resto de fresas. Colocar el otro bizcocho, cubrir la parte de arriba con nata y adornar con algunas fresas.
Espero que os haya gustado.