FODMAP Panes y masas Sin gluten

Roscón de Reyes sin gluten

 

Este año nos hemos liado la manta a la cabeza y nos hemos lanzado a hacer nuestro roscón de reyes sin gluten. Iba con miedo porque las masas sin gluten se comportan de manera totalmente distinta a las que tienen gluten pero el resultado como podéis ver es espectacular, y de sabor… ¡¡buenísimo!!

Como podéis ver el roscón yo lo hago sin fruta escarchada ni guindas, simplemente almendra laminada y azúcar. Si a vosotros os gusta adornarlo de otra manera, podéis poner lo que queráis, la fruta, naranja confitada o lo que más os guste.
Además en esta ocasión no se va a utilizar prefermento, los amasados principales los hice en la panificadora y el levado final lo hice la noche anterior del horneado en la nevara, lo que ralentiza el levado.
Además, si queréis rellenarlo podéis hacerlo sin problema, nosotros solemos tomarlo seco para poder mojarlo en el chocolate caliente. Para rellenarlo solo habría que cortarlo por la mitad y poner el relleno que más os guste, nata, trufa….
¡¡A ponerse el delantal!!
Ingredientes
– 130 ml de leche entera (podéis usarla sin lactosa)
– 2 huevos
– 125 gramos de azúcar.
– 25 ml de agua de azahar.
– 75 gramos de mantequilla en punto pomada
– 1 pizca de sal.
– 375 gramos de mix panificable sin gluten
– 16 gramos de levadura seca de panadero.
– Almendra fileteada para adornar
Poner en la cubeta de la panificadora en el mismo orden que os he dado en el listado de ingredientes. Los huevos es mejor ponerlos un poco batidos porque así ayudamos a la panificadora a mezclar los ingredientes.
Programar la panificadora en el programa de Masas, en mi caso es la panificadora de Lidl y es el programa 6, dura unas dos horas en total.
Una vez ha terminado la panificadora, pasar la masa a un cuenco grande, tapar con film y llevar a la nevera, dejándola reposar durante toda la noche.
Al día siguiente, sacar la masa, dar forma al roscón y dejar reposar durante media hora en un ambiente cálido, a mi me gusta hacer este levado dentro del horno apagado.
Una vez haya levado, se mete la sorpresa dentro, por debajo del roscón, se pinta un poco la superficie con huevo batido y se coloca la decoración. 
Precalentar el horno  a 230º con calor arriba y abajo. Hornear el roscón durante 15 minutos más o menos. Ya sabéis que cada horno es un mundo, por lo que lo mejor es estar pendiente para que no quede tostado de más o crudo.
Si se va a rellenar el roscón, hay que dejarlo enfriar por completo, abrirlo por la mitad (con un cuchillo de sierra es mejor), y poner el relleno que más nos guste.
Espero que os haya gustado.

(1) Comentario

  1. Encarnita dice:

    Te quedó estupendo, sin gluten es mas complicado. Yo todavía no hice este año.bss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *