SOCIAL MEDIA

martes, 29 de enero de 2019

Bizcochos de café con Degustabox


Este mes la caja Degustabox estaba dedicada al desayuno y no me he podido resistir a hacer una receta dulce con uno de los productos que venía en la caja para que desayunéis bien. Y es que no hay nada mejor que el café para despertarse, ¿no os encanta el café recién hecho por la mañana? En concreto elegí el café Segaffredo, que tiene un aroma buenísimo y un sabor increíble.

Se trata de unos bizcochos de café que están deliciosos, yo los he hecho en versión individual (corté el bizcocho en porciones individuales con un cortapasta), pero podéis hacerlos como si fuera una tarta o incluso pequeñas "cupcakes". Seguro que os encantan.

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes para el bizcocho.
- 75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
- 150 gramos de azúcar integral de caña.
- 3 huevos.
- 3 cucharadas soperas de café hecho.
- 1 cucharada sopera de cacao en polvo desgrasado.
- 150 gramos de harina con levadura incorporada.

Ingredientes para la buttercream ligera
- 75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 gramos de azúcar glas
- 3 cucharadas soperas de café hecho.


Lo primero que hay que hacer es hacer el café yo utilicé este de Segaffredo que es para cafetera de las de toda la vida, una vez que tengamos el café hecho, reservar.

Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde que vayamos a utilizar, yo utilicé un molde redondo de bizcocho, de los desmontables y luego saqué las porciones con ayuda de un cortapastas redondo.

En un bol, poner la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar y batirlo junto para que se mezcle, en esta ocasión yo me ayudé de unas varillas eléctricas. Añadir los huevos uno a uno sin dejar de batir y hasta que no esté integrado el huevo no añadir el siguiente. 

Añadir las 3 cucharadas soperas de café y mezclar bien. Ir añadiendo poco a poco la harina sin dejar de batir para que no se hagan grumos y quede la masa bien integrada.

Verter la mezcla en el molde que se ha engrasado y llevar al horno durante 30 minutos o hasta que el bizcocho esté hecho, lo podéis comprobar pinchando un palillo y si sale limpio, el bizcocho está listo.

Dejar enfriar.

Mientras el bizcocho se enfría, hacer la buttercream, yo la hice muy ligera pero podéis hacerla más consistente, eso es a vuestro gusto. Para ello, poner en un bol los ingredientes y batirlos con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que tenga la consistencia deseada.

Una vez el bizcocho esté frío, adornarlo por encima con la buttercream y si queréis podéis poner unas nueces o fideos de chocolate.


Espero que os haya gustado.


domingo, 27 de enero de 2019

Asaltablogs- Coca boba


Vuelve mi reto favorito, el reto Asaltablogs, reto gracias al cual se conocen blogs maravillosos y a gente que es genial, no me puede gustar más. Si tenéis un blog os animo a que participéis ya que mola muchísimo.

Hemos empezado el año por todo lo alto, asaltando a Eva, cuyo blog yo ya conocía y sabía que era un blog lleno de cosas ricas con unas fotos preciosas y que sabía que me iba a costar encontrar solo una receta, y no me equivocaba.

Tengo que decir que Eva ha sido una asaltada de diez, super participativa en el grupo y dándonos ánimos a todo, ¡¡has sido genial Eva, mil gracias!!.

La receta que finalmente escogí fue esta coca boba, que yo he probado por la zona de Valencia y que en casa nos encanta. Es maravillosa, sencilla y muy resultona con ese azuquitar por encima. ¡¡Os recomiendo que la hagáis porque no os va a defraudar!! Como veis casi no me da tiempo a hacer la foto.

 ¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 250 tramos de harina de repostería.
- 200 gramos de azúcar (reservando 30 gramos para espolvorear).
- 100 ml de leche.
- 50 ml de aceite de oliva.
- 3 huevos.
- 2 sobres gasificantes
- Ralladura de un limón


Mezclar en un bol los huevos con el azúcar con ayuda de unas varillas manuales. Añadir la leche y el aceite y mezclar un poco más. Añadir la ralladura de limón y mezclar bien.

Añadir la harina (no hace falta que esté tamizada) y los sobres de las gaseosas y mezclar hasta que la masa esté homogénea.

Tapar con film el bol y dejar reposar durante 30 minutos.

Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde que vayamos a utilizar. En este caso yo utilicé una fuente rectangular.

Pasar la masa al molde y espolvorear con el azúcar que hemos reservado.

Hornear a 180º durante 20- 25 minutos.


Espero que os haya gustado.


jueves, 24 de enero de 2019

Degustabox Enero 2019


Ya tenemos en casa la primera caja Degustabox del año, y viene fuerte, dedicada al desayuno, y es que no se si lo sabéis que el desayuno es mi comida favorita, ¡¡me encanta desayunar bien y con tranquilidad!! y la caja de ese mes viene preparada para que nuestros desayunos sean deliciosos y completos.

Ya sabéis que la Degustabox es una caja  de suscripción en la que no hay permanencia en la que se incluyen entre diez y quince productos de primeras marcas de alimentación. Su precio normal es de 14.99 € (transporte incluido) pero podéis obtener la primera caja por 7.99 €, gastos de envío incluidos, registrándoos aquí e introduciendo el código INMYLITTLEKITCHEN

Os dejo con el contenido.


Bases de pizza Mission Foods (1.55 €): Nuevo producto de la marca, se trata de unas bases para pizza que son muy fáciles de utilizar y que se conservan a temperatura ambiente durante seis meses. Vosotros podéis poner lo que queráis... ¿os las imagináis dulce para desayunar? ¡¡Yo sí!!

Cafe Segafredo (2.99 €): Auténtico café italiano para hacer en cafetera italiana tiene un gran carácter y nace la pasión de los profesionales del café. Este café se puede disfrutar en cualquier momento del día, pero ¿no os encanta el olor a café recién hecho por la mañana?

Snacks Esgir (0.50 € x 3): Estos nuevos snacks resultan ideales para llevar en la mochila o en el bolso y tirar de ellos a media mañana, son tres tipos de snack (barquillo de arroz relleno de chocolate con avellanas; snack crujiente de arroz y quinoa y snack crujiente con base de legumbre). Además son sin gluten.

Bebida de mango de Granini (2.09 €): Granini es una de mis marcas favoritas de zumos de frutas, en esta ocasión probaremos la selección mango de la especialidad totapuri. La fruta está entera y es una fuente de fibra y vitaminas. 

Pick up! Choco minis (1.95 €): Y esto es uno de los vicios de la caja de este me. Son tabletas de chocolate entre dos galletas, viene presentado en paquetitos individuales y ¡¡menos mal!! porque puedes empezar a comer y no acabar nunca. ¡¡Deliciosos!!


Principe a cucharadas (1.80 €): Otro nuevo producto. Esto es ideal para el desayuno, son cereales que tienen un equilibrio perfecto entre sabor, nutrición y diversión. Rico en fibra, vitamina E y hierro. ¡¡Deliciosos con leche!!

Cremas de verdura y cocidos Gvutarra (1.49 € x 2): Siempre me gusta tener cremas y caldos de este tipo en casa, soluciona una cena o una comida y la verdad es que están genial. Son recetas únicas por su sabor natural y no llevan ni colorantes ni conservantes. Vienen en formato individual y son aptos para celíacos, vegano o intolerantes a la lactosa.

Bebidas vegetales Santal (0.79 € x 2): Bebidas vegetales con sorprendentes combinaciones. Tienen una textura suave y sedosa y seguro que están buenísimas.

Nesquik (3.57 €): Poca gente habrá que no conozca Nesquik yo lo tomaba de pequeña y de vez en cuando me gusta tomarme uno. Este en concreto me encanta ya que tiene un 30% menos de azúcares.

Azucarera especial mermeladas (2.25 €): Este producto no lo conocía y creo que va a ser mi salvación a la hora de hacer mermelada que es una de mis asignaturas pendientes. Se trata de un azúcar con pectina de cítricos que mejora las mermeladas caseras ya que la pectina actúa como gelificante, aporta dulzor, espesor y conserva de manera natural las mermeladas.

Y hasta aquí los productos que venían en la caja ¿cuál os ha gustado más?¿cuál tenéis ganas de probar? Contádmelo en comentarios.



martes, 22 de enero de 2019

Galletas napolitanas con canela


Llevaba tiempo queriendo hacer estas galletas de canela porque son de mis galletas favoritas, la verdad es que no pensaba que fueran a ser tan fáciles de hacer y que estuvieran tan ricas.

La verdad es que son unas galletas que son muy fáciles de hacer y que están deliciosas acompañadas por un café o un té, nada que envidiar a las galletas de este tipo que compramos en el supermercado y además sabemos lo que llevan. 

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
- 80 gramos de azúcar.
- 1 huevo.
- 3 cucharadas de canela.
- 250 gramos de harina.
- Azúcar para espolvorear.


Batir un poco la mantequilla a temperatura ambiente hasta que esté cremosa. Yo lo hice con unas varillas eléctricas. Añadir el azúcar y la canela y seguir batiendo con cuidado hasta que esté todo integrado.

Añadir el huevo y mezclar. Ir agregando poco a poco la harina y mezclar bien. Pasar la mezcla a una mesa y estirarla. Yo lo que hago es poner la masa entre dos papeles de horno y estirarla con ayuda de un rodillo. Llevar la masa estirada a la nevera y tenerla enfriando una hora.

Precalentar el horno a 180º, cortar las galletas con la forma deseada (yo las hice cuadradas) y espolvorearlas con el azúcar. Hornear 12 minutos y dejar enfriar sobre una rejilla.


Espero que os haya gustado.


domingo, 20 de enero de 2019

Bacalao a bras- Cocinas del mundo (Portugal)


Hoy en el reto Cocinas del Mundo que organiza La cajita de Nieves y Elena, no nos vamos especialmente lejos, viajamos hasta nuestro vecino de al lado, Portugal, país que tengo muchísimas ganas de visitar y del que me han hablado genial. 

El tener que viajar a Portugal fue la excusa perfecta para preparar un plato que tenía muchas ganas de probar y muchísimas ganas de hacer, el bacalao a bras, y ha sido una placer hacerlo y sobre todo comerlo, no será la primera vez que lo haga porque es un plato sencillo, fácil y rápido de hacer... soluciona una cena, os lo puedo asegurar.

Parece ser que el origen de este plato se debe al Señor Braz, que era un tabernero del Barrio alto de Lisboa y aprovechaba las sobras del bacalao a la plancha haciendo un revuelto con cebollas, huevos y perejil. Las patatas paja se añadieron más tarde. La verdad es que yo le agradezco al señor Braz que se le ocurriera este plato porque es ¡¡delicioso!!

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 1 cebolla mediada.
- 300 gramos de migas de bacalao desalado.
- 150 gramos de patatas paja.
- 3 huevos.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Perejil.


Pelar y picar la cebolla en juliana muy fina. en una sartén con un fondo de aceite, poner la cebolla. Cuando empiece a dorarse, añadir el bacalao desmigado y rehogar un poco.

Añadir las patatas paja y un poco de perejil, mezclar bien y añadir los tres huevos batidos.

Mezclar bien para que cuajen los huevos pero teniendo cuidado de que no se hagan demasiado.

Servir con perejil por encima y si se quiere se pueden poner también aceitunas negras.


Espero que os haya gustado.


jueves, 17 de enero de 2019

¿Cómo elegir el molde adecuado?



Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta para que nuestros bizcochos y recetas de repostería queden bien y se cuezan sin ningún problema, es elegir un buen molde. Todos los utensilios de repostería que necesites en Bricolemar, los tienes a muy buen precio.  Me gustaría empezar por lo más básico que son los moldes para repostería y más concretamente para bizcochos, ¿cuál es el más adecuado, redondo o cuadrado?¿qué material debo elegir?
Tenéis que tener en cuenta que los moldes son los que van a facilitar el horneado, que todo el bizcocho o tarta se haga por igual y por ello debe ser de un material de calidad y que, por supuesto, sea apto para horno.


En cuanto a los materiales, mis favoritos son los de acero antiadherente, porque se desmoldan bien y el resultado utilizando este tipo de moldes es genial. 

Existen también los de aluminio fundido que son los que conocemos como Bundt cake, que son preciosos por sus formas y que tienen una chimenea (agujero) central que colaboran a que el horneado sea perfecto. 

También se pueden elegir moldes de silicona, cuya ventaja principal es que se desmolda muy fácilmente, yo no suelo usarlo para hornear pero reconozco que si hacéis un postre frío son comodísimos y queda muy bien.

En cuanto a la forma, como podréis comprobar hay muchas, rectangulares, redondos, cuadrados, con forma de corazón, hay muchos modelos y también muchas medidas.


Uno de mis favoritos es el desmontable redondo, sea de la medida que sea, yo tengo un horno normal y otro de sobremesa y tengo un molde más grande para el horno grande y uno más pequeño para el horno de sobremesa. Este tipo de molde facilita mucho el desmoldar el bizcocho, sin miedo a que se nos rompa. Este tipo de molde os lo recomiendo si queréis hacer un bizcocho básico. Os recomiendo uno de 18 o 20 cm de diámetro.

Para hacer plum cakes o bizcochos más elaborados yo suelo utilizar un molde alargado, antiadherente, me encanta como salen la repostería y además es muy cómodo a la hora de cortar las porciones. Yo aparte de engrasarlo los suelo forrar con papel de horno para que al desmoldarlo quede perfecto. Os recomiendo un molde de unos 25 cm de largo y 11 cm de ancho.


Para los brownies, yo suelo utilizar un molde cuadrado, quedan genial y al ser cuadrados resulta muy fácil hacer las porciones a la hora de servirlos. La medida ideal es de unos 23 cm. A la hora de engrasarlo, hago lo mismo que con el de plum cake, lo engraso y lo forro de papel de horno.

También existen en el mercado moldes individuales con distintas formas y también de distintos materiales, unos que a mí me encantan y que considero que son básicos y que se debe tener en casa si hacemos magdalenas son los moldes que tienen cavidades iguales redondas, y en el que ponemos las cápsulas de las magdalenas y que nos ayudan a que las magdalenas mantengan su forma a la hora de hornearlas y así conseguiremos el copete tan característico.


¿Y vosotros?¿cuál es vuestro molde favorito?¿cuál es el que no puede faltar en vuestra cocina?

martes, 15 de enero de 2019

Lo que te salga de la olla (lenta)- Alitas de pollo teriyaki


Vuelve el reto dedicado a la olla de cocción lenta que organiza mi amiga Carol, y es que yo personalmente estoy encantada con este juguete que descubrí hace unos meses. 

En esta ocasión, Carol en el grupo de Facebook propuso que cocinaramos pollo en la olla lenta, y yo ya llevaba tiempo queriendo hacer unas alitas de pollo (que me vuelven loca), así que me lancé y las hice con salsa teriyaki. 

Como veis quedan estupendas, y de sabor están riquísimas, las podéis comer tal cual o bien podéis acompañarlas con arroz blanco. He tenido que tener cuidado para emplatarlas porque queda tan tierno que la carne se despega del hueso y queda jugoso sin añadir aceite ya que los alimentos se cocinan en sus propios jugos.

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- Un kilo de alitas de pollo.
- 50 gramos de azúcar moreno.
- 100 ml de salsa de soja baja en sodio.
- 2 cucharadas soperas de vinagre de manzana.
- 1/2 cucharadita de jengibre rallado.
- 1 diente de ajo machacado.
- 2 cucharadas de maizena
- 4 cucharadas soperas de agua.


En un bol, mezclar el azúcar moreno, la salsa de soja, el vinagre, el jengibre y el diente de ajo machacado. Mezclar todo bien y poner las alitas de pollo. Mover bien para que las alitas se impregnen y dejar reposar en la nevera al mínimo dos horas (yo las tuve toda la noche).

Poner las alitas de pollo y la salsa en la olla de cocción lenta y hacerlas durante 5 horas en baja.

Retirar las alitas, y pasar a un cazo el jugo que han soltado. Mezclar la maizena con el agua y echarlo en el caldo, calentar hasta que la salsa esté espesa.

Poner la salsa por encima de las alitas y espolvorear con sésamo.


Espero que os haya gustado.


domingo, 13 de enero de 2019

Patatas "fritas" al microondas


En casa somos muy amantes de las patatas fritas, nos encantan para aperitivo, con unos mejillones y una cervecita fresquita, y desde que Cuuking las hizo, supe que tenía que hacerlas, son más sanas que las que podemos comprar por ahí ya que no están fritas y dependiendo de las especias que les pongáis están absolutamente deliciosas y no tienen nada que envidiar a las que encontramos en las churrerías.


¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 2 patatas.
- Para sazonar: sal, pimienta, pimentón...¡¡lo que más os guste!!


Pelar las patatas y cortarlas muy finas. Podéis ayudaros de una mandolina para que sean todas iguales. Yo lo hice a mano, hay que procurar que todas queden del mismo grosor.

Cubrir u plato con papel de horno y repartir las patatas de tal manera que no queden solapadas, (habrá que hacer la operación varias veces).

Cocinar en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos. Comprobar que están crujientes y hechas. Si no, se pueden poner un minuto mas.

Separar las patatas del papel con cuidado y poner las especias que más nos gusten.


Espero que os haya gustado.


jueves, 10 de enero de 2019

Recopilatorio CocinArte- Casa Batlló de Antoni Gaudí

Por primera vez, nos inspiramos en una obra que no es pictórica sino arquitectónica. Se trata de la Casa Batlló de Gaudí, ubicada en Barcelona. Las propuestas han sido maravillosas, os dejo con ellas.

Ensalada marinera con pitaya de Ross Gastronómica. Rosalía ha reflejado dos aspectos fundamentales en el reto de este mes. Ha utilizado la pitaya o fruta dragón, en alusión a San Jorge y la forma y detalles que tiene el edificio representando al dragón que venció San Jorge, y por otro lado el mar que baña la costa catalana.


Galletas craqueladas de limón de Dulces felicidades: Laura me cuenta que "En este edificio y en muchas de sus creaciones podemos encontrar mosaicos muy característicos. Y es que fue este excepcional arquitecto quien propuso un sistema para hacer mosaicos con cerámica llamado el trencadísPor esta razón, estoy segura de que si Gaudí tuviese que elegir una receta dulce, sin duda se trataría de unas galletas craqueladas, porque su superficie recuerda sin duda uno de estos mosaicos tan presentes en su obra, aunque en este caso en ausencia de su colorido tan característico."




Hojaldrada dulce de Así se come en Granada: Elvira me cuenta que se inspiró en la "asimetría típica de él aun siendo una reforma con las bases ya asentadas y que no podía salir de su línea y por sus colores que alegran todo el entorno". 




Ensalada de Bautizo de Aquí se cuece jugando. María José se ha fijado en el barroquismo del edificio, mezclando ingredientes que en principio no tienen nada que ver como el queso, las fresas con las palomitas.


Huevos de codorniz marmolados en ensalada de La cajita de Nieves y Elena. Los huevos de codorniz que adornan esta base de escarola (que recrea la forja que hay en algunas obras de Gaudí), se basan en los azulejos que son seña de identidad del arquitecto catalán.


Ostras, salicornia y lima de Azafranes y Canelas. Marga se ha quedado con la naturaleza que emana cada detalle, los colores, los brillos de las vidrieras, esa cúpula a modo de lomo de dragón... En palabras de la propia Marga "Aunque nos pueda parecer "recargada", que es posible que lo sea, yo me he quedado con la esencia del conjunto, me he quedado con la "vida" natural que desprende. Por ello mi interpretación se basa en una materia prima principal en estado puro acompañada de matices elaborados que marcan la diferencia".


Pudin de avellanas y pandam al microondas de Tartis y más. Libia se ha inspirado en las avellanas, ya que al morir Gaudí, en sus bolsillos sólo le encontraron un ejemplar de los evangelios y un paso de avellanas, ¡le encantaban los frutos secos! Ha usado extracto de Pandam, que además de sabor y olor a avellanas, le da ese color que antes presente está en la obra de Gaudí.




Cassata Trifle de Teresa Food Recipes. Para su primera participación en el Reto, Teresa cuenta: "Me encanta la arquitectura de Gaudí, y he tenido la suerte de poder visitar muchas de sus obras, ya que viví en Barcelona durante siete años. En una ocasión incluso trabajé en su edificio de La Pedrera. 
Lo que realmente me inspiró para preparar este postre fue el hecho de que a Gaudí le encantara ir a recoger fruta de su huerto y la mezclaba con yogur, cuando aún mucha gente no tenía ni idea de lo que era el yogur y menos con fruta triturada. Esta receta no lleva yogur, pero podría tenerlo si hacemos volar nuestra imaginación como él lo hacía."


Drip cake Gaudí de Merce's cake: Mercedes se ha inspirado en el colorido de la fachada.



Madeleines de naranja con arándanos de Pastry- cook: Mónica se ha inspirado en las madeleines porque cree que son una delicia de la repostería francesa, y ella cree que la obra que les presenté piensa que es una delicia arquitectonica. Además de que las madeleines se representan en forma de conchas y estas  van ligadas con la casa , porque a su parecer la casa representa al mar y la fachada representa unos corales.



Paté de atún de Patyco CandyBar: Según Patricia, le ha puesto imaginación y ve muchos elementos en muy poco espacio impregnando todo de sabor y de color.



Pastel de verduras de La Cocina de Estela: Estela no iba a participar este mes, pero vio un enlace que puse en el grupo de Facebook sobre los hábitos alimenticios que tenía el arquitecto e hizo este pastel de verduras que tiene el colorido y forma semejante a los mosaicos que adornan muchas de las obras de Gaudí.



Timbal de patatas y judías con huevo de La cocina violeta de Carol: Una de las comidas favoritas de Antoni Gaudí eran las judías verdes con patatas y alioli y los huevos, y Carol ha decidido cocinarlo pensando en él.



Puddin de chía con bebida de avellanas, yogur y fruta de El paraíso de los golosos: Encarnita también se inspiró cuando leyó el artículo de los hábitos alimenticios de Gaudí, aficionado a los yogures con fruta machacada. Además intentó reproducir una torre con sus formas curvas, las pintitas que da la chia y el lino y el color rosa con la fruta, ademas de las avellanas que llevaba en el bolso el día que se murió.



Crema de alcachofas de CrocketyPot: Kety también se inspiró por el artículo de Gaudí que hablaba sobre sus hábitos alimenticios y su afición por la verdura, como ella misma comenta, es ideal para estas fechas y si le quitamos el jamón se convierte en un plato vegetariano. 



Ensalada de naranjas, granada, kale y burrata de Cook & Spoon: Pilar se ha decantado por la Naturaleza.



Carquinyoles de Miss Pimienta: Elena es una enamorada de Barcelona y se decantó por hacer carquinyoles porque era receta catalana y llevaba frutos secos, que fue lo que se encontró en el bolsillo del arquitecto cuando murió, ya que le gustaba llevarlos para ir comiéndolos mientras trabajaba.



Bundt cake Gaudí de Sweet Cookies by Bea: Bea se ha inspirado en los colores y en las formas.



Bizcocho de chocolate a la cerveza de El cajón desastre de Maggie: Margot se ha fijado en la planta noble del edificio y en una de las balconadas que da a la fachada principal y ella misma me cuenta que "el color de la madera me sugirió enseguida un bizcocho de chocolate pero le he dado un punto especial añadiéndole una de mis cervezas favoritas, la Leffe Blonde, cuyo color me recuerda mucho al utilizado en la casa y me evoca a esas terrazas frente al Mediterráneo en el que se inspiran las líneas de la casa. Esta casa, para mí, tiene mucha chispa así que para el color blanco de la sala quería preparar un frosting con crema de mascarpone con un punto de jengibre y añadir un colorante azul para decorar con rosas (como los de la vidriera) una espiral que representara la que se encuentra en la bóveda de la sala."



Galletas bizcochonas de manzana de Hoy cocina Vivi:


Coca de verduras y sardinas de In my little kitchen: Esta ha sido mi aportación y básicamente me he inspirado en la verdura que tanto le gustaba a Gaudí y en el mar que me sugiere la fachada del edificio, con las espinas de los pescados a modo de balcones.