Mi mundo

He descubierto la cocina solar

Como sabéis últimamente he usado mucho la crockpot, que no
es otra cosa que una olla de cocción lenta y hemos descubierto que la comida
sale muchísimo mejor, más ligera y con todo el sabor. Así que, investigando por
Internet en métodos de cocciones lentas me topé con la cocina solar.
La cocina solar no es otra cosa que utilizar los recursos
del sol para cocinar y que tienes muchas ventajas como por ejemplo que es
sostenible ya que no se utiliza ningún tipo de combustible, es una energía
limpia y además es una cocina que se puede transportar, y así se puede cocinar
donde se quiera.
Las cocinas solares pueden ser de concentración, que se
basan en concentración de la radiación en un punto a través de un reflector
panorámico. En ese punto donde incide la radiación, es donde se coloca el recipiente
donde se van a cocinar los alimentos. Se alcanzan altas temperaturas por lo que
se puede freír y hervir. Otra modalidad es el horno o caja, que es una caja
aislada diseñada para capturar la energía solar y mantener el interior
caliente.  Alcanza mucha temperatura pero
los materiales con los que están construidos son de baja conducción de calor y reduce
el riesgo de quemaduras en los usuarios pero los alimentos no se queman ni se
pasan. ¿No os parece una maravilla?
Evidentemente, lo que hay que tener en cuenta es que cocinar
en este tipo de cocina nos va a llevar más tiempo que el que nos llevaría como
una cocina convencional. Lo único que hay que hacer es introducir los alimentos
en la olla, cazuela, o molde y esperar a que se hagan. Además puedes estar
haciendo otra cosa porque no tienes que tener cuidado ya que la comida no se te
va a quemar.
En las cocciones lentas casi no se pierden nutrientes y los
alimentos quedan buenísimos, ya que se realza el sabor al cocinarse en sus
propios jugos.
Los tipos de cocción son prácticamente los mismos que la
cocina más tradicional, se puede hervir, estofar,hacer al vapor, saltear (más
lentamente), hornear e incluso asar como en una barbacoa. Además se puede
aprovechar el menaje que tenemos para las cocciones tradicionales, aunque mejor
si los recipientes son de cerámica, cristal y de porcelana ya que se calentará
más rápido. Si lo que queremos es que el calor se mantenga por más tiempo,
podremos usar un menaje de aluminio.
Como véis son muchas las ventajas de la cocina solar, tienen
un bajo coste (no gasta ni gas ni luz); la cocción al ser a fuego lento es más
saludable ya que no se crean compuestos tóxicos; es transportable, ¿os
imagináis iros de picnic y poder llevaros una cocina que no va contaminar y sin
riesgo de incendios?; es un tipo de cocina muy cómoda, ya que puedes dejar la
comida haciéndose por la mañana y a la hora de comer ya la tienes lista, además
los alimentos quedan muy ricos, ya que conservan todo su sabor.
Como desventaja yo me aventuraría a decir que si es de noche
o está nublado no puedes utilizarlo y que en invierno funciona más lentamente,
aunque siempre dependerá de lo soleado que es el día. 
¿Qué os ha parecido? La verdad es que me encanta la idea y
¿qué queréis que os diga? Yo estoy deseando probarlo ¿habéis cocinado alguna
vez así?

(5) Comentarios

  1. Menjar a Cala Blanca dice:

    Hola Marieta!
    En casa de mi madre hicimos una vez una prueba con uno que trajo me hermano y la experiencia fue genial! Hace mucho y era un aparato enorme. Parecía una antena parabólica y descarté el hacerme con uno por el tamaño y el engorro de transportarlo. Estos plegables son realmente otra cosa!!! Y la caja es ❤️❤️❤️

    1. Maria A.G dice:

      Pues yo creo que me voy a hacer con un aparato de estos porque la comida debe salir espectacular.
      Un besito Blanca

  2. Encarnita dice:

    Muy interesante, creo que en Asturias no tiene mucho futuro jjjjjj pero para zonas con mucho sol seguro que se puede aprovechar para hacer muchas cosas.bss

  3. Rosalía dice:

    Chica que cosa más interesante. Que hay sol cocinamos gratis, que se nubla y llueve pues nada a lo convencional. Desde luego a mi me ha encantado el sistema, me habría venido genial en mi época de campista, menudo ahorro de espacio y energía.

    Lo dicho guapa, una pasada la cocina solar.
    Bss

  4. Belen delgado pulgar dice:

    Hola Maria, me parece de lo mas interesante este post. Es ideal para mi hijo que En Madrid con el calor que hace y en su ático, seria genial, se lo comentare. Aquí en asturias ya no es lo mismo, no tenemos tanto calor. pero esta forma de cocinar para ahorrar energía me parece genial.
    Besinos
    El toque de Belén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *