SOCIAL MEDIA

lunes, 27 de abril de 2020

Degustabox abril 2020


Ya está en casa la Degustabox de este mes, y en esta ocasión viene llena de cosas ricas para facilitarnos la cuarentena y a comer bien durante el tiempo que estemos en casa, ya que en ella podemos encontrar para hacer primeros platos, desayunos y hasta postres y aperitivos, estoy segura de que no os la vais a querer perder.

¿Sabes lo que es Degustabox? Es una caja  de suscripción en la que no hay permanencia en la que se incluyen entre diez y quince productos de primeras marcas de alimentación. Su precio normal es de 14.99 € (transporte incluido) pero podéis obtener la primera caja por 7.99 €, gastos de envío incluidos, registrándoos aquí e introduciendo el código DEGUSTA7. 

Os dejo por aquí los productos que vienen en la caja de este mes, no os los perdáis.


Piadina Zanuy (1.95 €): Este pan de origen italiano es para nosotros un producto de despensa casi obligatorio en nuestra casa. Y es que se puede hacer un wrap delicioso caliente o frío, tanto dulce como salado,  o incluso hacer que sea una base para la pizza, más sana que una pizza normal y más ligera, como yo digo este producto te apaña una cena.

Aceitunas Fragata (1.69 €): En casa somos auténticos fanáticos de los encurtidos, no pueden faltar en cada aperitivo y siempre tenemos aceitunas en casa. Estas en concreto van a acompañar una cerveza fresquita en breve. Son rellenas de anchoa pero no llevan potenciadores de sabor por lo que son muy naturales y están buenísimas. ¿Os gustan a vosotros las aceitunas?

Salsa Roquefort Ybarra (1.79 €): Ybarra es una de esas marcas de toda la vida, sinónimo de calidad, yo todas las salsas suyas que he probado me han encantado y tienen una variedad increíble. Esta en concreto es una salsa de queso Roquefort que puede acompañar una ensalada, una carne, unas crudités a modo de aperitivo, o como más nos gusta en casa con unas endivias, sin más.

Jelly Bean (1.50 €): Sabéis lo fan que soy de las chuches, y estos Jelly Bean me van a ayudar a calmar ese ansia de chuches que a veces me ataca. Son caramelos que están hechos de zumo de frutas y que tienen un montón de sabores super originales: banana split, smoothie de fresa, ponche tropical o palomitas de caramelo. ¡Estoy deseando probarlos! ¿podré comer solo uno?

Vasitos de arroz basmati Nomen (1.20 €): Otro producto imprescindible en nuestra despensa. Creo que es bueno tener de este tipo de vasitos por si surge cualquier cosa siempre se puede tirar de ellos y hacer un plato completo. Sólo hay que meterlos un minuto al microondas y el resultado es una guarnición deliciosa que puede acompañar tu comida. 


All- bran prebiotic (3.14 €): En casa somos muy aficionados a la granola, forma parte de muchos de nuestros desayunos, acompañados con fruta, un café o simplemente poniéndol un puñado en el yogur tenemos gasolina para afrontar el día. Estos en concreto son bajos en azúcares y ricos en salvado de trigo. Además lleva raíz de achicoria.

Aroma natural de Naranjas de Valencia de Dr Oetker (2.25 €): Este aroma es ideal para hacer bizcochos, magdalenas o incluso algún tipo de brioche, no aporta nada de acidez pero sí muchísimo aroma a naranja (cosa en en casa nos encanta). Lo probaremos muy prontito.

Pasta Barilla Integral (1.60 €): Otra marca de toda la vida, con la misma calidad de la pasta pero con más fibra, la pasta puede estar acompañada de casi cualquier cosa, admite de todo y siempre está buena, tiene un color dorado increíble y hará un manjar de vuestras comidas.

Salsa Tandoori de Patak's (2.50 €): Estas salsas para mi son un vicio y no lo puedo remediar, no ha habido ninguna que no me haya gustado. Para acompañar unas albóndigas, pescado o una carne son deliciosas. Esta en concreto lleva una base de tomate y nata con jengibre, almendras y un toque de pimentón. Estoy deseando probarla.

Minitabletas Valor (3.20 €): Mi marca de cabecera en cuanto a chocolate se refiera, nos presenta unas minitabletas de Valor, envueltas de manera individual y que nos va a encantar segurísimo. Nosotros vamos a probar las de 82% cacao pero existen en total tres variedades de las que disfrutar esta de 82% cacao, la de 70% de cacao sin azúcares añadidos y la de 70% de cacao. Seguro que las tres están deliciosas.

Y hasta aquí el contenido de la caja ¿qué os ha parecido?¿Cuál es vuestro producto favorito?

domingo, 26 de abril de 2020

Asaltablogs- Pasta (sin gluten) a la campidanese


Tras un mes de parón por el coronavirus, el confinamiento y la cuarentena, vuelve el reto Asaltablogs que organiza mi amiga Marga, y en esta ocasión nos tocó asaltar la cocina de Croketypot, un blog que yo conocía y que me encanta ya que tiene una variedad de recetas impresionantes, y para todos los niveles y gustos. 

Tenía varias recetas en mi punto de mira, pero me decidí a hacer una receta sencilla pero absolutamente deliciosa y que podemos hacer en estos días, esta pasta a la campidanese aprovechando unas salchichas frescas de cerdo y que nos ha sorprendido por su sabor. En esta ocasión yo utilicé pasta sin gluten pero podéis usar la pasta con gluten que más os guste.


Este tipo de plato es típico de Cerdeña, en concreto se hace con gnoccehetti, está sazonado con una salsa de tomate y salchicha y queso pecorino. Este tipo de pasta es una tipo de pasta de trigo duro que se utliliza para las fiestas de los pueblos. Yo no he podido encontrar la pasta y tampoco el queso pecorino así que nos hemos apañado con lo que hemos encontrado. Espero que a Kety no le importe mucho.


¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- Pasta sin gluten (en mi caso macarrones)
- 4 salchichas frescas de cerdo.
- Media cebolleta picada.
- Una lata de tomate para freír.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal.
- Albahaca.


Picar la cebolleta y saltearla en una sartén con un fondo de aceite de oliva virgen extra a fuego lento durante unos minutos hasta que esté suave.

Retirar la piel de la salchicha, desmenuzar la carne un poco y añadirla a la cebolleta. Mover bien para que se integren los sabores y rompiendo los grumos de las salchichas con cuidado, con ayuda de una cuchara de madera.

Añadir el tomate, dejar cocinar durante 20 minutos. Añadir la albahaca, remover y apartar.

En una cacerola con agua y sal abundante, cocer la pasta que se haya elegido según las instrucciones del fabricante.

Una vez esté la pasta cocida, escurrirla con cuidado reservando un poco del agua de cocción y añadir la pasta a la salsa, saltear bien y añadir una cucharadita del agua de cocción de la pasta, eso le va a dar un toque espectacular. 

Servir con queso rallado al gusto.


Espero que os haya gustado.


miércoles, 22 de abril de 2020

Foodinthebox. Comida sana para toda la semana



Hoy vengo a hablaros de Foodinthebox, una opción estupenda para estos días de confinamiento y  cuando volvamos a la normalidad. Y es que creo que no hay una opción más cómoda que elegir la comida que vas a comer durante toda una semana y que lleven a casa los ingredientes pesados y justos para que puedas cocinarla tú en casa tranquilamente y comer sano y bien con ingredientes frescos durante toda la semana.


Para empezar lo que hay que hacer es darse de alta en la plataforma, elegir las recetas que quieres cocinar, recibir la caja con los ingredientes frescos y cocinarlos y sobre todo disfrutarlos.

Existen varios planes en cuanto a comida se refiere, podéis elegir entre plan vegetariano, plan equilibrado, plan paleo, plan batch cooking (mi preferido), plan familiar y plan fastcook para la gente que tiene menos tiempo y que en menos de veinte minutos puede tener su comida en la mesa.


La carta de comidas cambia todas las semanas por lo que los platos son de los más variados y es complicado repetir comidas, por ejemplo, entre los platos de los que podemos disfrutar hay tacos Tex-Mex, gazpacho de fresas, ensaladilla rusa con bonito con mayonesa de lima o crema de chocolate y aguacate.


Como ya os he dicho el pedido os llegará de forma semanal, y os podéis dar de baja en cuanto queráis porque no tiene permanencia de ningún tipo.

En cuanto al precio, tres platos de Foodinthebox valen 39.95 euros, el envío incluido y no se tira nada de comida, ya que no hay excedente porque, como os he comentado, se envían las cantidades justas de ingredientes. Además os traigo buenas noticias, porque si os dáis de alta en cualquiera de los planes, con el código Littlekitchen, tendréis un descuento de 10 € en la primera caja y 10€ en la segunda.  Id a bichear la página y veréis los platos que hay, os van a encantar y os recuerdo que no existe permanencia.


¿Qué os parece? ¿lo probaríais?

domingo, 19 de abril de 2020

Pan sin gluten con masa madre


Estos días en los que encontrar levadura se ha convertido en toda una hazaña, me han ayudado a decidirme definitivamente a hacer masa madre para poder usarla en mis panes. En este caso yo he hecho masa madre con harina de garbanzo para que fuera sin gluten. Tras mucho investigar porque en principio dudaba que se pudiera hacer una masa madre sin gluten sin que la harina fuera integral, descubrí a Glutendence, que tiene un vídeo maravilloso de cómo hacer la masa madre sin gluten. Ella lo hace con harina integral de arroz, pero como yo no puedo comer nada integral me decidí por hacerla con harina de garbanzo, sin saber que hay muchos obradores que lo usan para hacer sus masas madres y que la verdad es que me sorprendió lo fácil que es de hacer y lo bien que resultó el hacerla.


El paso a paso de la masa madre no la grabé ni fotografié, pero seguí tal cual las instrucciones que se dan en el post que os he dejado arriba y os recomiendo mucho que os paséis por la web porque merece muchísimo la pena.

Mientras investigaba la masa madre vi estos panecillos y me enamoré, así que en cuanto tuve lista mi masa madre los hice, os aseguro que son riquísimos, fáciles de hacer y el usar masa madre hace que el pan sepa totalmente distinto a como sabe con otro tipo de levadura, la gente me decía eso y yo no les creía hasta ahora, me ha encantado de verdad, os recomiendo que intentéis hacer la masa madre y que probéis a usarla. No os va a defraudar.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 125 gramos de harina de garbanzos (es recomendable que uséis la misma harina que habéis utilizado en la elaboración de la masa madre)
- 125 gramos de harina de arroz.
- 200 gramos de almidón de maíz.
- 100 gramos de masa madre.
- 450 ml de agua.
- 10 gramos de sal.
- 10 gramos de goma xantana.
- 10 gramos de psyllium.

El día de antes de formar el pan, hay que alimentar nuestra masa madre, para ello de la masa madre sacamos 25 gramos de masa madre y los refrescamos con 12 gramos de harina de garbanzo y 12 gramos de agua. Cuando se doble el volumen, refrescar de nuevo, añadir 25 gramos de harina de garbanzo y 25 gramos de agua. Ya tenemos nuestros 100 gramos de masa madre. Cuando doble su volumen, ya está lista para usar.

En un bol grande mezclar las harinas (en este caso harina de arroz y harina de garbanzo), el almidón de maíz, la goma xantana, el psyllium y la sal. Remover para que se integre todo. 

Añadir la masa madre y el agua, y mezclar con las varillas amasadoras un par de minutos para que los ingredientes queden bien mezclados. Dejar reposar 10 minutos y volver a amasar, debe quedar una masa elástica, si necesitamos añadir más agua, añadir poco a poco. Amasar bien con las varillas hasta que la masa esté homogénea. Una vez la masa esté homogénea alisarla con una espátula húmeda como si quisieramos hacer una bola, tapar el recipiente con film transparente y llevar a la nevera durante 24 horas.

Sacar el recipiente de la nevera y dejarlo a temperatura ambiente durante más o menos una hora para que se atempere. Calentar el horno con calor solo abajo a 220º, Poner en el fondo un recipiente con agua hirviendo y la bandeja donde se vaya a hornear el pan se debe calentar también.

Enharinar una superficie de trabajo y volcar la masa en ella con cuidado para que no se aplaste. Dividir la masa en cuatro, espolvorearlos con harina y hacerlos rodar para darlos forma pero sin apretarlos y sin amasarlos.

Sacar la bandeja del horno, cubrirla con papel de horno y colocar los panecillos en la bandeja. Hacer un corte por donde se van a abrir con un cuchillo afilado y llevar al horno.

Hornear durante quince minutos a 220º con calor abajo, pasados los quince minutos bajar la temperatura a 200º y hornear 20 minutos más. Pasados 20 minutos, poner el horno en calor arriba y abajo, sacar el recipiente con el agua hirviendo y bajar la temperatura a 140º. Hornearlos a esa temperatura durante 30 minutos. 

Apagar el horno y dejar el pan durante 10 minutos dentro. Sacarlos y dejarlos enfriar totalmente sobre una rejilla.


Espero que os haya gustado.


domingo, 12 de abril de 2020

Natillas en panificadora


Hace unos meses, os enseñaba en Instagram cómo hacer natillas con la panificadora, una receta por la que yo sinceramente no daba un duro y que nos sorprendió en casa por lo ricas que están y y por lo fáciles que son de hacer, así que he decidido poneros la receta por aquí también ya que podéis imprimirla o consultarla con facilidad. 

Si tenéis panificadora, os animo a que las probáis, le van a gustar a toda la familia y es que la panificadora es para algo más que para hacer pan, ¿no os parece? Espero que la probéis y que me mandéis una foto ¡¡me encanta!!

¡A ponerse el delantal!


Ingredientes
- 1 litro de leche entera.
- 3 yemas de huevo
- 8 cucharadas de azúcar
- 3 cucharadas de harina de maiz
- 1 cucharita de esencia de vainilla
- Canela en polvo 


Poner los ingredientes (menos la canela) en la cubeta de la panificadora en el mismo orden que os he puesto en la lista de ingredientes.

Programar el menú Mermelada.

Una vez que esté listo, poner las natillas en los cuencos que vayamos a usar, dejar enfriar y espolvorear con la canela en polvo al gusto.


Espero que os haya gustado.


domingo, 5 de abril de 2020

Albondigas thai en olla de cocción lenta o crockpot


Una de las cosas que estoy haciendo esta cuarentena y que recomiendo a todo el mundo es tirar de despensa para usar los productos que compramos y que guardamos, ahora que no podemos salir a comprar todo lo que nos gustaría y que muchos productos están agotados. Además se puede experimentar para crear platos y tan sencillos como el que os enseño hoy.

Estas albóndigas están hechas con un sobre de curry que compré en Mercadona, en concreto, en esta ocasión utilicé el curry amarillo, un curry lleno de sabor pero que no pica y que le da ese toque a las albóndigas para llenarlas de sabor y que acompañadas de un riquísimo arroz blanco pueden ser un plato completo y que va a gustar a todo el mundo.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 500 gramos de carne picada (en esta ocasión la mía era de ternera, pero podéis usar de pollo o mixta sin problema)
- 1 huevo.
- Perejil.
- Sal
- Pan rallado.
- Aceite de oliva
- 400 ml de leche de coco (1 lata).
- 1 sobre de curry amarillo.
- La parte verde de una cebolleta para adornar (opcional)

Lo primero que hay que hacer son los albóndigas, para ello, en un bol grande, poner la carne picada, añadir el huevo, un poco de sal y el perejil y mezclar todo bien. Añadir un poco de pan rallado para que al formar las albóndigas no se rompan y queden compactas pero no hay que pasarse ya que pueden quedar bastante mazacote. Añadid al principio una cucharada sopera, mezclar bien y comprobad que las podéis manejar sin que se rompan. Una vez tengáis todo mezclado, formar las albóndigas y ponerlas en la cubeta de la olla de cocción lenta o crockpot.

Una vez tengamos las albóndigas, hay que hacer la salsa. Para ello en una sartén poner dos cucharadas de aceite de oliva, poner a fuego lento y añadir la pasta de curry amarillo, remover constante hasta que se deshaga la pasta de curry. Una vez se haya deshecho, añadir la leche de coco y remover bien hasta que esté todo integrado.

Volcar la salsa sobre la cubeta de la crockpot u olla de cocción lenta y ponerla 2 horas en alta para que la carne se haga.

Servir con arroz blanco y ponerle por encima la parte verde de la cebolleta troceada para que le dé un toque crujiente.


Espero que os haya gustado.