CocinArte- Spaghettis sin gluten con salsa arrabiata

by - marzo 09, 2020


Vuelve el Reto CocinArte, y en esta ocasión y con motivo del día de la mujer, hemos querido a una mujer que tuvo una vida durísima, en un mundo de hombres, se trata de Artemisia Gentilleschi, de la que hemos podido disfrutar de una exposición conjunta con Sofonisba Anguissola en el Museo del Prado.

En esta ocasión la obra elegida es quizá la más conocida de la artista, Judith decapitando a Holofernes, obra muy dramática, dura y fuerte como podéis ver, pero quise proponerla porque me pareció que es una obra que refleja muy bien toda la vida de la artista y sus circunstancias.


En esta ocasión no quería irme de Italia para hacer algo inspirado en el cuadro, y dado la fuerza que tiene y la rabia que puede provocar, me he decantado por hacer una salsa arrabiata un poco a mi manera, picante, rotunda y con mucha fuerza, porque eso es lo que me transmite el cuadro mucha fuerza por parte de Judith, mucha rabia.

Como os he dicho la salsa está hecha un poco a mi manera, ya que no lleva ajo, y está hecha con tomate frito, igualmente está deliciosa y os recomiendo que la probéis, no os vais a arrepentir.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- Spaghettis sin gluten (podéis usarlos con gluten sin ningún problema)
- 2 cayenas pequeñas.
- La parte verde de una cebolleta.
- Tomate frito.
- Sal.
- 1 Hoja de laurel.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Orégano.
- Albahaca.

Para hacer la salsa lo primero que hay que hacer es infusionar un poco el aceite con las cayenas, para ello, en una sartén con un fondo de aceite de oliva, poner las dos cayenas y llevar al fuego medio, removiendo bien las cayenas para que impregnen de sabor el aceite. Una vez cambien de color, sacarlas y en el mismo aceite poner la parte verde de la cebolleta muy picada y remover todo el rato para que no se queme.

Una vez tenga algo de color, añadir el tomate frito y remover, bajar el fuego y mantenerlo a fuego lento unos diez o quince minutos. Añadir al gusto orégano y albahaca, remover.

Para hacer los spaghettis, llenar una cacerola alta de agua, ponerle sal y una hoja de laurel. Poner el fuego y cuando el agua empiece a hervir, echar los spaghettis y remover para que se hagan todos. Tenerlos al fuego con el agua hirviendo durante nueve minutos (os recuerdo que los mios eran sin gluten, si usais otro tipo de pasta, os recomiendo que sigáis las instrucciones del fabricante). Escurrir los spaghettis y servir en un plato y acompañar de la salsa.


Espero que os haya gustado.


You May Also Like

4 comentarios

  1. Madre que pintaza tiene esta rica salsa, me encanta Maria. Detrás esa historia tan dura y fuerte. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo cada vez soy más de picante y me encanta esta salsa.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la salsa arrabiata, es una verdadera maravilla, sencilla y deliciosa para la pasta!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por comentar!!