SOCIAL MEDIA

domingo, 15 de marzo de 2020

Banana bread sin gluten


Desde que no debo tomar gluten (no soy celíaca pero sí se me ha desarrollado una intolerancia), ando buscando el bizcocho y la magdalena perfectos, de textura, de sabor. Es complicado porque las harinas no funcionan igual y en ocasiones la repostería y las masas se quedan con una textura harinosa que hace que el plato desmerezca mucho aunque de sabor quede espectacular. Las magdalenas ya he dado con ellas y son estas, y el bizcocho sigo investigando aunque este tiene muchos puntos para convertirse en el número uno. 

Una de las harinas que más me gustan sin gluten es la de arroz. Es fácil de encontrar y no aporta sabor a las preparaciones, por ejemplo la harina de trigo sarraceno a mi me gusta más para elaboraciones saladas como pan o masa para pizza, igual que la de garbanzos que la utilizo para el pan naan y queda espectacular. Otra opción es usar los preparados que podemos encontrar en los supermercados o grandes superficies, pero estoy intentando dar con la mezcla ideal de harinas para que quede un bizcocho tan delicioso como este que hoy os vengo a enseñar.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 150 gramos de harina de arroz
- 50 gramos de almidón de maiz o maizena
- 8 gramos de psyllium
- 1 platano
- 150 gramos de azúcar.
- 1 yogur natural (en esta ocasión yo utilicé un yogur griego).
- 2 huevos.
- 1 pizca de sal.
- 1 sobre de levadura de repostería sin gluten.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- Chips de chocolate al gusto.

Precalentar el horno y engrasar el molde que se vaya a utilizar, en esta ocasión yo utilicé un molde de plum cake alargado de 28 cm.

En un bol, mezclar los huevos, el azúcar y el yogur griego, remover todo o bien a mano o con ayuda de unas varillas eléctricas. Añadir la esencia de vainilla y mezclar.

Añadir el plátano en puré (es ideal si tenemos un plátano un poco chuchurrío) y remover. Añadir la harina de arroz, el almidón de maíz, la sal, la levadura y el psyllium todo tamizado. Remover bien para que esté todo integrado. Añadir los chips de chocolate y remover bien. 

Verter sobre el molde y poner unas chips de chocolate por encima. Llevar al horno y tenerlo a 180º durante 45 minutos. Si vemos que se está tostando de más pero no está hecho se puede tapar con papel de aluminio para que no se queme la parte de arriba.



Espero que os haya gustado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡¡Gracias por comentar!!