SOCIAL MEDIA

domingo, 29 de marzo de 2020

Croissants rellenos de ensalada de huevo con Degustabox


El otro día cuando nos llegó la Degustabox, y vi los croissants de Dulcesol pensé en hacer una receta que pudiera servir para tomarlos a modo de bocadillo, que para una cena o una merienda viene genial. Al principio pensé en hacer una receta dulce, pero os tengo que decir que a mi personalmente los croissants desde siempre me gustan más rellenos de salado, así que decidí enseñaros esta deliciosa ensalada de huevo.

Como vais a ver en la receta, se hace con ingredientes que hoy por hoy tenemos casi todos en casa (aunque los huevos están volando en los supermercados), y para estos días tan duros que estamos viviendo creo que puede venir genial para que, además, los más pequeños de la casa hagan su propia ensalada de huevo, seguro que les encanta. 


¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes:
- 2 huevos.
- 2 cucharadas de mayonesa.
- 2 cucharadas de mostaza.
- Cebollino picado al gusto (podéis usar cebolla muy picadita para darle ese toque crujiente)


Lo primero que hay que hacer es cocer los huevos, para ello, en un cazo poner agua abundante, poner los huevos previamente sacados de la nevera, y cuando el agua empiece a hervir dejarlo unos diez o doce minutos para los huevos se hagan. Sacarlos del agua, y dejar enfriar.

Una vez que los huevos estén fríos, pelarlos y cortarlos en cuadrados, tanto la clara como la yema.

Poner los huevos en un bol, añadir dos cucharadas de mostaza, dos cucharadas de mayonesa y remover. Cuando esté todo mezclado, añadir el cebollino picado y volver a remover.

Abrir los croissants por la mitad y poner el relleno de huevo.


Espero que os haya gustado.


domingo, 22 de marzo de 2020

Degustabox Marzo 2020


Ya tenemos en casa la Degutabox y este mes debido a las circunstancias que estamos viviendo, en pleno confinamiento en casa nos ha hecho muchísima ilusión, más de la habitual (y eso ya es mucho). Desde aquí, me gustaría recordaros la importancia de que nos quedemos en casa, hoy por hoy vencemos al virus no propagándolo, van a ser unos días de nada y enseguida volveremos a abrazarnos, besarnos, salir a la calle y nuestra vida volverá a la normalidad. ¡¡Os lo aseguro!!


¿Sabes lo que es Degustabox? Es una caja  de suscripción en la que no hay permanencia en la que se incluyen entre diez y quince productos de primeras marcas de alimentación. Su precio normal es de 14.99 € (transporte incluido) pero podéis obtener la primera caja por 7.99 €, gastos de envío incluidos, registrándoos aquí e introduciendo el código DEGUSTA7. 

Os dejo por aquí los productos que vienen en la caja de este mes, no os los perdáis.


Kellogg's Extra (2,89 €): Deliciosa mezcla de granolas crujientes, doradas en el horno acompañadas de chocolate negro y avellanas tostadas. ¿Os imagináis un yogur casero con un poco de esta granola y algo de fruta? Seguro que es un éxito en casa.

Nesquick all natural (1.50 €): Sabor fresa, se trata de un batido nuevo de Nesquick con ingredientes 100% naturales, con azúcar moreno de caña integral y pajita reciclable, seguro que a los más pequeños de la casa les encanta, bueno y a lo no tan pequeños.

Zumo de granada 100% natural de Cofrutos (1.80 €): Zumo 100% natural de granada, que como sabéis es un gran antioxidante, es maravilloso para cuidar nuestra salud y además está riquísimo. Ideal para empezar el día con buen pie.

Mermelada de fresa Bonne Maman (2.99 €): Bonne Maman son de las mermeladas que mejor me sientan, ya que no utilizan conservantes, aromas ni edulcorantes artificiales y además tienen un 30% de azúcar y contienen más fruta. En esta ocasión he recibid la de fresa, pero puedo decir que todas son deliciosas. ¡¡Empiezo el día con ella todos los días!!

Mini galletas crunchy Simpsons de Arluy (1.99 €): Deliciosas galletas con sabor a chocolate super crujientes. Tienen 6 vitaminas y 6 cereales, hierro y calcio para que sean de lo más equilibrado. Por aquí tengo a uno que está deseando abrir la caja.


Croissants 0% azúcares añadidos de Dulcesol (1.35 €): Elaborado a partir de materias primas de primera calidad y sin grasa de palma ni conservantes ni colorantes, estos croissants son deliciosos para empezar el día de la mejor manera posible. Además su envase es sostenible, reciclable en el contenedor de papel.

Chupa Chups Good for your de Chupa Chups (1.99 €): Esto es una de las cosas que más ilusión me ha hecho recibir, porque soy me encantan las chuches. Estos chupa chups no llevan azúcar sino estevia, no contienen gluten, ni lactosa y además son aptos para veganos. ¡¡Para toda la familia!!

Tao Pure Infusion Rooibos de Tao (1.60 €): En este rooibos sin teína, se combina el sabor de la ciruela con la flor de saúco. Deja un sabor muy suave en la boca y lo podemos tomar a cualquier hora del día, ya que no contiene teína.

Atún Claro Calvo Ligero (regalo): Estas latas de atún están pensadas para aquellas personas que se quieren cuidar pero que no quieren renunciar al sabor. Tienen un 50% de grasa y un toque justo de aceite. Ideal para nuestras ensaladas.

Special K Barras de proteína (2.33 €): Barritas de proteína ideales para tomar a cualquier día del día a modo de tentempié. Tienen chocolate, coco y anacardo, no se puede pedir más.

Fanta sabor uva (1.50 €): Super original el nuevo sabor de Fanta, nunca lo había probado aunque sí que la había visto en publicidad y me llamaba mucho la atención. Junto con la de manzana son los nuevos sabores que quizá hagan que olvidemos los clásicos.

Y hasta aquí el contenido de la caja ¿qué os ha parecido?¿Cuál ha sido vuestro producto favorito?

domingo, 15 de marzo de 2020

Banana bread sin gluten


Desde que no debo tomar gluten (no soy celíaca pero sí se me ha desarrollado una intolerancia), ando buscando el bizcocho y la magdalena perfectos, de textura, de sabor. Es complicado porque las harinas no funcionan igual y en ocasiones la repostería y las masas se quedan con una textura harinosa que hace que el plato desmerezca mucho aunque de sabor quede espectacular. Las magdalenas ya he dado con ellas y son estas, y el bizcocho sigo investigando aunque este tiene muchos puntos para convertirse en el número uno. 

Una de las harinas que más me gustan sin gluten es la de arroz. Es fácil de encontrar y no aporta sabor a las preparaciones, por ejemplo la harina de trigo sarraceno a mi me gusta más para elaboraciones saladas como pan o masa para pizza, igual que la de garbanzos que la utilizo para el pan naan y queda espectacular. Otra opción es usar los preparados que podemos encontrar en los supermercados o grandes superficies, pero estoy intentando dar con la mezcla ideal de harinas para que quede un bizcocho tan delicioso como este que hoy os vengo a enseñar.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 150 gramos de harina de arroz
- 50 gramos de almidón de maiz o maizena
- 8 gramos de psyllium
- 1 platano
- 150 gramos de azúcar.
- 1 yogur natural (en esta ocasión yo utilicé un yogur griego).
- 2 huevos.
- 1 pizca de sal.
- 1 sobre de levadura de repostería sin gluten.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.
- Chips de chocolate al gusto.

Precalentar el horno y engrasar el molde que se vaya a utilizar, en esta ocasión yo utilicé un molde de plum cake alargado de 28 cm.

En un bol, mezclar los huevos, el azúcar y el yogur griego, remover todo o bien a mano o con ayuda de unas varillas eléctricas. Añadir la esencia de vainilla y mezclar.

Añadir el plátano en puré (es ideal si tenemos un plátano un poco chuchurrío) y remover. Añadir la harina de arroz, el almidón de maíz, la sal, la levadura y el psyllium todo tamizado. Remover bien para que esté todo integrado. Añadir los chips de chocolate y remover bien. 

Verter sobre el molde y poner unas chips de chocolate por encima. Llevar al horno y tenerlo a 180º durante 45 minutos. Si vemos que se está tostando de más pero no está hecho se puede tapar con papel de aluminio para que no se queme la parte de arriba.



Espero que os haya gustado.



martes, 10 de marzo de 2020

Recopilatorio CocinArte- Artemisia Gentilleschi


Este mes, con motivo del día de la mujer quisimos homenajear a Artemisia Gentilleschi, una mujer pintora, de familia de pintores y que no tuvo una vida fácil. En esta ocasión elegí el cuadro más conocido de la artista, Judith decapitando a Holofernes, un cuadro muy duro y crudo. A pesar de eso mis artistas han presentado estos platos tan apetecibles

Os dejo con las propuestas

Risotto de jamón serrano al vino tinto de La Cajita de Nieves y Elena: Las chicas de La cajita, quisieron homenajear a la artista sin moverse de Italia haciendo un risotto con vino tinto como referencia a la sangre.


Coulant de chocolate y fresas de Así se come en Granada: Elvira ha hecho este coulant sin gluten y sin lactosa inspirándose en la propia decapitación con ese derramamiento de sangre que es la fresa.


Bloody Mary de La cocina de Estela: Estela se inspiró en el nombre para hacer este cocktail que se puede hacer tanto con alcohol como sin él. En la entrada nos cuenta la historia.



Guiso de garbanzos con salchichas de Miss Pimienta: A Elena el cuadro le pedía cocinar algo con carne de cerdo porque le recuerda a la matanza  y siendo un cuadro que muestra a una mujer valiente y fuerte ha querido homenajear a las mujeres de su vida. Ha optado por salchichas de cerdo porque su abuela, que era carnicera, hacía unas salchichas frescas buenísimas que se vendían en los mejores hoteles y restaurantes de Bilbao. Los garbanzos los eligió por su madre que borda las legumbres. 


Hummus de coliflor con tomate de Las receticas de Ana: Ana se ha inspirado en el color de la sangre para versionar un poco un plato típico de su casa.

Panini de queso de cerdo con reducción de balsámico de Sabores de Nati: Natalia, al conocer un poco más del cuadro, se le vino a la cabeza un queso de cabeza de cerdo que le encanta a su pareja y en esta ocasión combinó los ingredientes para hacer este panini.


Profiterol craquelin con nata y coulis de El paraíso de los golosos: Encarnita se ha inspirado en la sangre que brota cuando Judith corta la cabeza a Holofernes.


Spaghettis sin gluten a la arrabiata de In my little kitchen: Mi propuesta. Yo me inspiré en la fuerza que tiene el cuadro y la pintora para hacer algo picante y con mucho sabor sin moverme de Italia.


Estofado de cuello de cordero de Croketypot: Kety se ha inspirado en el cuello de Holofernes para hacer este guiso


Espero que os haya gustado.

lunes, 9 de marzo de 2020

CocinArte- Spaghettis sin gluten con salsa arrabiata


Vuelve el Reto CocinArte, y en esta ocasión y con motivo del día de la mujer, hemos querido a una mujer que tuvo una vida durísima, en un mundo de hombres, se trata de Artemisia Gentilleschi, de la que hemos podido disfrutar de una exposición conjunta con Sofonisba Anguissola en el Museo del Prado.

En esta ocasión la obra elegida es quizá la más conocida de la artista, Judith decapitando a Holofernes, obra muy dramática, dura y fuerte como podéis ver, pero quise proponerla porque me pareció que es una obra que refleja muy bien toda la vida de la artista y sus circunstancias.


En esta ocasión no quería irme de Italia para hacer algo inspirado en el cuadro, y dado la fuerza que tiene y la rabia que puede provocar, me he decantado por hacer una salsa arrabiata un poco a mi manera, picante, rotunda y con mucha fuerza, porque eso es lo que me transmite el cuadro mucha fuerza por parte de Judith, mucha rabia.

Como os he dicho la salsa está hecha un poco a mi manera, ya que no lleva ajo, y está hecha con tomate frito, igualmente está deliciosa y os recomiendo que la probéis, no os vais a arrepentir.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- Spaghettis sin gluten (podéis usarlos con gluten sin ningún problema)
- 2 cayenas pequeñas.
- La parte verde de una cebolleta.
- Tomate frito.
- Sal.
- 1 Hoja de laurel.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Orégano.
- Albahaca.

Para hacer la salsa lo primero que hay que hacer es infusionar un poco el aceite con las cayenas, para ello, en una sartén con un fondo de aceite de oliva, poner las dos cayenas y llevar al fuego medio, removiendo bien las cayenas para que impregnen de sabor el aceite. Una vez cambien de color, sacarlas y en el mismo aceite poner la parte verde de la cebolleta muy picada y remover todo el rato para que no se queme.

Una vez tenga algo de color, añadir el tomate frito y remover, bajar el fuego y mantenerlo a fuego lento unos diez o quince minutos. Añadir al gusto orégano y albahaca, remover.

Para hacer los spaghettis, llenar una cacerola alta de agua, ponerle sal y una hoja de laurel. Poner el fuego y cuando el agua empiece a hervir, echar los spaghettis y remover para que se hagan todos. Tenerlos al fuego con el agua hirviendo durante nueve minutos (os recuerdo que los mios eran sin gluten, si usais otro tipo de pasta, os recomiendo que sigáis las instrucciones del fabricante). Escurrir los spaghettis y servir en un plato y acompañar de la salsa.


Espero que os haya gustado.


domingo, 1 de marzo de 2020

Reto Alfabeto Salado- Arroz frito tres delicias


Volvemos a participar en el Reto Alfabeto Salado que organiza mi amiga Elena, y es que llevaba un par de meses sin participar porque se me echaba el tiempo encima, de esas veces que no sabes en qué días vives, pero en esta ocasión no quería perderme la cita, ya que los ingredientes propuestos eran muy tentadores y muy versátiles. En esta ocasión teníamos que cocinar con arroz y con guisantes, y yo en un principio pensé en hacer una receta tipo risotto pero finalmente me decanté por una receta muy sencilla, que creo que le puede gustar a todo el mundo y que es ideal para reciclar las sobras de arroz blanco que podemos tener en la nevera.

El arroz frito tres delicias yo creo que es el plato más pedido en los restaurantes chinos y es que la verdad es que está buenísimo, es sencillo y acompaña bien cualquier plato, si tenéis el arroz blanco hecho de antemano, en menos de veinte minutos tenéis una comida completa y además riquísima.

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes
- 2 zanahorias
- Un puñado de guisantes congelados.
- 3 huevos.
- 1 taza de arroz.
- 2 tazas de agua.
- 1 hoja de laurel.
- Una cucharada de salsa de soja.


Lo primero es hacer el arroz blanco. Para ello, en una cacerola con un fondo de aceite agregar el arroz y remover bien hasta que se "empape" de aceite.

Añadir 2 tazas de agua, una pizca de sal y la hoja de laurel. Esperar a que rompa a hervir y bajar el fuego a fuego medio. Dejar que cueza durante más o menos veinte minutos. 

Transcurrido ese tiempo el agua debería haberse evaporado, comprobar si el arroz está en su punto y rectificar de sal si fuera necesario. Si el arroz aún está duro añadir un poquito más de agua y volver a comprobar. Una vez esté hecho, reservar.

En una sartén, con un poco de aceite, echar la zanahoria pelada y troceada en cuadrados. Remover y cuando vaya cogiendo un poco de color, añadir los guisantes congelados, al gusto.

Remover bien. Mientras se hacen las verduras, batir los huevos y echarlos a la sartén, y remover continuamente hasta que los huevos cuajen como si fueran huevos revueltos. 

Añadir el arroz blanco y la cucharada de salsa de soja, y remover todo bien. Dejar cocinar un par de minutos.


Espero que os haya gustado.