SOCIAL MEDIA

domingo, 24 de noviembre de 2019

Asaltablogs- Crema de galletas María


¡¡Último domingo de mes!! Y como es habitual yo los últimos domingos del mes asalto sin piedad la cocina de alguno de mis compañeros del reto Asaltablogs que organiza mi querida Marga. Siempre os hablo de este reto con mucho cariño y es que es uno de mis favoritos, he conocido gente genial gracias a él, he descubierto blogs maravillosos con los que aprendo cada mes y además el grupo de facebook es de lo más animado y genial. ¡¡Si queréis más información no dudéis en poneros en contacto con Marga!!

Este mes nos ha toca asaltar a mi querido Guille y su blog No me comes nada, blog que yo ya conocía y que ya había tenido el placer de asaltar el año pasado para el asaltablogs invisible que hacemos cada diciembre. 

Como siempre me pasa han sido muchísimas las recetas que me he llevado de Guille, tiene una cocina de lo más variada y toda ella deliciosa, él es genial y os recomiendo que os paséis también por su Instagram en el que nos enseña, entre otras cosas sus deliciosos desayunos de tortilla, sus panes maravillosos o su Puerto de Santa María... ahí dando envidia. 

Finalmente me decanté por esta crema de galletas María que había visto hace tiempo y que me puso ojitos. Además como esta semana ha sido mi cumple aproveché la ocasión para hacerla como postre. Os aseguro que en casa duró un suspiro, que se puede hacer con antelación ya que queda mejor de un día para otro y que es un postre ideal para estas navidades porque no se tarda nada en la elaboración. 

¡¡A ponerse el delantal!!


Ingredientes (a mi con estas cantidades me salieron seis vasitos)
- 20 galletas María
- 400 ml de nata para cocinar.
- 600 ml de leche 
- 100 gramos de azúcar.
- Caramelo líquido.
- 1 sobre de cuajada.

En un bol, mezclar el sobre de cuajada con 250 ml de la leche. Remover hasta que se diluya. Reservar.

En un cazo, poner el resto de la leche, la nata, el azúcar y las galletas María partidas (no hace falta que se trituren porque luego se deshacen). Poner el cazo a fuego medio y remover constantemente. cuando rompa a hervir retirar del fuego y añadir la cuajada diluida en la leche. Volver a poner al fuego y remover hasta que vuelva a hervir.

Retirar del fuego y triturar la mezcla con una batidora (en mi caso de brazo). Dejar reposar unos cinco minutos y rellenar los vasos en los que vayamos a servir la crema.

Dejar enfriar a temperatura ambiente y una vez esté frío, meter en la nevera durante al menos cuatro horas (de un día para otro queda mejor). 

Para servir, poner un poco de caramelo líquido y unas galletas partidas.


Espero que os haya gustado.


viernes, 22 de noviembre de 2019

Degustabox noviembre 2019


Ya tenemos en nuestro poder  la Degustabox, y este mes viene como siempre muy completa y además con una sección navideña con muchos productos que nos van a facilitar la vida en las fiestas que tenemos a la vuelta de la esquina.

Ya sabéis que la Degustabox es una caja  de suscripción en la que no hay permanencia en la que se incluyen entre diez y quince productos de primeras marcas de alimentación. Su precio normal es de 14.99 € (transporte incluido) pero podéis obtener la primera caja por 7.99 €, gastos de envío incluidos, registrándoos aquí e introduciendo el código DEGUSTA7. 

Os dejo por aquí todos los productos que vienen en la caja.


Yogi Tea Christmas Tea (2.79 €): Una de mis marcas favoritas de té y que hasta ahora era algo complicado de encontrar, celebra la época navideña con una mezcla de cáscara de cacao, hibisco y especias navideñas como la canela, el clavo y el anis estrellado. ¡¡Estoy deseando probarlo, seguro que me encanta!!

Bon-o-bon (4.99 €): Algo único y diferente, y es que estos bombones están rellenos de crema de cacahuete, con oblea crujiente y cubierto con una doble capa de chocolate con leche...¡¡deliciosos y tentadores!!

Martini Riserva Speciale (1.10 €x2= 2.20 €): Creado por la octava generación de maestros artesanos, contiene tres tipos de artemisia en una combinación de botánicos reposados dos meses en barrica de roble. La uva italiana especialmente seleccionada le da un sabor equilibrado y complejo. Ideal para probarlo con hielo y una rodaja de naranja en compañía de los nuestros.

Krisprolls (2.49 €): Nuevos panecillos con el nuevo sabor Integral con Masa Madre, solo utilizan harinas y agua, sin ningún tipo de levadura. Ideales para los canapés navideños o para acompañar algún paté hecho en casa.

Asana Bio (1.99 €): Porridge de avena, espelta, cacao y baobab procedentes de agricultura ecológica, de grano completo y alto en fibra, fuente de proteína y sin azúcar añadido. ¡¡Ideal para desayunar después de un noche de fiesta!!



Caramelos Pectol de Limón (1 €): Caramelos balsámicos que calman la garganta y dan bienestar interior ya que está elaborado con vitamina C, mentol y aceites esenciales e ingredientes naturales.

Mi momento Mango Lacasa (3 €): Grageas de mango recubiertas de chocolate negro, una auténtica delicia, y un vicio, imposible comer sólo un par de ellas.

Via Nature Vitalidad (1.25 €): Zumo 100% natural elaborado con mango, maracuyá y ginseng que aporta energía extra. No contiene azúcares añadidos, ni concentrados, ni conservantes, ni colorantes y no tiene lactosa ni gluten.

Aceite de Coco Virgen Extra Ecológico La Masía (2.95 €): Presentado en monodosis de 10 ml cada una, es de primera presión en frío. Ideal para transportar y para elaborar muchas recetas.

Bahlsen (1.99 €): Láminas de barquillo recubiertas de chocolate con leche... ¡¡nos vamos a endulzar mucho la navidad!!

Y hasta aquí el contenido de la caja de este mes, ¿cuál ha sido tu producto favorito? Déjamelo en comentarios.


domingo, 17 de noviembre de 2019

Pollo Kung Pao- Cocinas del Mundo


Este mes para el reto Cocinas del Mundo nos hemos ido hasta China, y yo me he traído este pollo Kung Pao, originario de la región de Sichuán, en la parte central del oeste de China. El plato se nombra en honor del oficial Ding Baozhen (1820–1886), durante la época tardía de la Dinastía Qing, que sirvió de funcionario principal de la provincia de Shandong y como gobernador de la provincia de Sichuán. Se le otorgó el título de Göng Bao o guardián palaciego y de ese título deriva el nombre del plato.

La verdad es que es un plato muy sencillo de hacer y muy sabroso. La receta lleva ajo, pero yo no se lo he añadido ya que no me sienta bien. Como podéis ver se suele tomar sobre una cama de arroz blanco, todo mezclado está buenísimo. 


¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 2 pechugas de pollo
- Harina de maíz.
- 125 ml de caldo de verduras.
- Dos cucharadas soperas de salsa de soja.
- Una cucharada de vino tinto
- Aceite de oliva virgen extra (la receta original es con aceite de cacahuete, pero yo no lo encontré).
- Jengibre.
- 1 Pimiento rojo
- 1 calabacín.
- Sésamo.
- 1 cayena.

Cortar las pechugas de pollo y rebozarlas por la harina de maíz. Reservar.

Mezclar en un bol el caldo de verduras, la salsa de soja, el vino y una cucharadita de harina de maíz. Remover y reservar.

En un wok con una cucharada de aceite de oliva poner el pollo, remover para que se vaya haciendo y una vez que esté hecho retirarlo y reservar.

En el mismo wok con una cucharada de aceite de oliva, añadir el jengibre, el pimiento rojo troceado y el calabacín también troceado, remover y dejar cocinar unos minutos, añadir la mezcla de salsa de soja, remover y dejar reducir unos minutos. Añadir el pollo, una cayena y remover. Dejar que se cocine todo junto unos minutos.

Servir con arroz blanco y poner sésamo o algún otro fruto seco por encima.


Espero que os haya gustado.


jueves, 14 de noviembre de 2019

Queso de untar con rabanitos


Hasta hace poco no había probado los rabanitos, y ahora estoy enganchada, se lo pongo a las ensaladas, a platos más especiados y ahora a este queso de untar casero, que fue una de las recetas que me llevé de mi querida Maite de Antojo en tu cocina, cuando tocó asaltarla hace un par de meses en el Reto Asaltablogs.

El queso de untar que he utilizado es este, sin ponerle ni especias ni nada, simplemente el yogur drenado durante 24 horas. Si no queréis hacer el queso o simplemente lleváis prisa y no os da tiempo a hacerlo no dudéis en utilizar queso untable ya preparado, está rico igualmente.

Podéis comer este queso con crudités, con colines o untado en pan, de todas las formas está rico y el crujiente de los rabanitos y su sabor terroso hace que esté delicioso.

¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 200 gramos de queso de untar 
- 80 gramos de rabanitos.
- 1 cucharada de mostaza de Dijon
- Eneldo 
- 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra.
- Sal
- Pimienta.

Lavar los rabanitos y picarlos con ayuda de una picadora (también se puede hacer con un cuchillo), deben quedar picados, pero no demasiado ya que el crujiente se debe notar.

Picar el eneldo.

En un bol, mezclar los rabanitos, el queso crema, la mostaza, la sal, la pimienta, el eneldo y un chorrito de aceite de oliva. Remover bien hasta que la mezcla quede homogénea.




domingo, 10 de noviembre de 2019

Recopilatorio CocinArte- Nighthawks de Edward Hopper


Este mes en el Reto CocinArte, hemos viajado hasta Nueva York para inspirarnos en este cuadro, que quizá sea el más conocido del autor.

Os dejo con las propuestas

Pan de Hot Dog americano de La Cocina de Estela: Estela nos ha traído estos panecillos para los hot dogs que son tan típicamente americanos y que podemos encontrar en cada esquina de la ciudad.


Buffalo Wings de La cajita de Nieves y Elena: Elena vio la obra propuesta justo cuando estaba comiendo en un diner así que desde el principio tuvo clara su inspiración.


Sushi con obleas de arroz de Así se come en Granada: Elvira nos propone este sushi que es ideal para alguien a quien no le guste el alga nori, de esta forma además podía buscar los colores necesarios. La geometría que ha usado ha sido la perspectiva isométrica del cuadro y los colores son oscuros, blancos y el color que dan los personajes del cuadro.


Tortitas de calabaza de El paraíso de los golosos:


Espuma de café americano de RossGastronómica: Rosalía cuando vio el cuadro no pudo evitar visualizar las grandes jarras de café que salen en todas las películas americanas cuando la acción transcurre en un dinner.


Cabezada de cerdo asada de Croketypot: Kety, por las líneas horizontales del cuadro supo, desde que vio el cuadro, que iba a hacer un bocadillo, además es lo que apetece cuando llegas de fiesta y encuentras un bar de este tipo abierto.


Sandwich de pastrami y ajo negro: A Abril el cuadro de Hopper le ha recordado a cuando estuvo en Chicago que es precisamente donde se encuentra el original, y el tipo de local que se muestra en el cuadro le inspira bocadillos, sandwiches y cocacolas.


Ketchup casero de MissPimienta: Elena se ha decantado por hacer una receta que no debe faltar nunca en los diners y restaurantes americanos, un buen ketchup casero, muy fácil y además adaptado de una receta de un libro de recetas que vino derechito desde Nueva York.


Panellet de café de Merces Cake: Merce se ha inspirado en la propia cafetería y ha elaborado estos panellets de café.


Lime pie/ Tarta de lima al mejor estilo norteamericano de Poesía culinaria: Natalia al investigar un poco sobre el cuadro pensó en hacer un plato salado, pero cuando se encontró con este pie de lima con sus colores y sabores se inclinó por esta propuesta para acompañar a los cuatro personajes que se encontraron en el diner esa noche.


Pastel de calabaza con base de galleta de Sweet Cookies by Bea: Bea se ha inclinado por una tarta que no debe faltar en las vitrinas de los diners neoyorkinos y que sienta genial despúes de una noche de fiesta.


Cóctel Manhattan de El toque de Belén: Belén se ha decidido a hacer un cóctel Manhattan inspirándose en la ciudad donde tiene lugar la acción del cuadro.


Brownie con almendras de Las receticas de Ana: Ana se visualizó en Nueva York, de noche tomando un café y un brownie y ha hecho estos brownies de almendras.

Cóctel de whisky y cava de Eva en pruebas: Eva cuando vio el cuadro supo que iba a hacer una bebida, y más concretamente un cóctel, bien potente como este de whisky y cava.



Bagels sin gluten de In my little kitchen: Mi propuesta, para ella me inspiré en el tipo de comida que se sirven en estos diner tan carácterísticos de la ciudad, y qué mejor que unos bagels sin gluten que pueden comerse en cualquier momento del día.


sábado, 9 de noviembre de 2019

CocinArte- Bagels sin gluten inspirados en Edward Hopper


Vuelve el Reto CocinArte, y en esta ocasión nos hemos inspirado en la que quizá es la obra más famosa del pintor estadounidense Edward Hopper, se trata de Nighthawks, lienzo en el que se ve una escena cotidiana en un diner de Nueva York, seguro que os suena muchísimo.


A mi este cuadro me sugiere algo típico de Nueva York, algo que allí toman para desayunar o para el típico brunch de los domingos, unos deliciosos bagels. Y es que en este tipo de diners podemos encontrar grandes porciones de tartas con jarras de cafés, sándwiches y gente tomando un brunch, sobre todo los domingos, así que mi propuesta son estos bagels sin gluten que son deliciosos para desayunar. Se pueden comer con dulce o con salado aunque a nosotros nos encantan con queso de untar y salmón ahumado o con aguacate y huevo. ¡¡Admite cualquier cosa!!


¡¡A ponerse el delantal!!

Ingredientes
- 500 gramos de preparado panificable sin gluten y sin lactosa de Lidl (a mi es el que más me gusta)
- 125 ml de leche sin lactosa.
- 125 ml de agua.
- 7 gr de levadura de panadero en polvo sin gluten.
- 30 gramos de mantequilla.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de azúcar.
- 2 huevos (uno de ellos lo usaremos para pincelar los bagels)
- Semillas de sésamo


Poner en la cubeta de la panificadora, por este orden, la leche, el agua, la mantequilla, la sal, el azúcar, un huevo, el preparado panificable y el sobre de levadura de panadero.

Programar la panificadora en el programa de amasado (la mía es de Lidl y es el programa 6).

Una vez que la panificadora haya terminado de hacer su trabajo, pasar la masa a una superficie de trabajo y armar los bollitos, yo lo que hice fue darles forma redonda y luego con cuidado hacer con los dedos el agujero del medio.

Precalentar el horno a 200º y forrar la bandeja del horno con papel de horno

Poner una cacerola con agua abundante y una cucharada de azúcar a hervir, cuando rompa a hervir poner los bagels uno a uno durante 15 segundos por cada lado. Sacarlos y ponerlos en una bandeja de horno que habíamos forrado previamente. Pincelar con huevo batido y poner las semillas de sésamo por encima.

Hornear durante 20 minutos a 200º

Se pueden congelar una vez estén fríos y quedan como recién hechos.


Espero que os haya gustado.