domingo, 30 de septiembre de 2012

Mermelada de ciruelas amarillas

Buenas de nuevo kitchener@s, hoy os traigo mi tercer intento de mermelada, sí, habéis oído bien, me ha costado lo mio el que saliera una mermelada ligeramente digna.

La primera que hice fue de kiwi... y me salió malísima, incomible, sabía fatal. La segunda fue de cerezas, seguí las instrucciones al pie de la letra, medí cada grano de azúcar, y cuando la pasé a los tarros de cristal..., se quedó dura, ¡¡no podía meter la cuchara!!, horrible, luego he descubierto que debí cocerla de más o algo así. 

He descubierto recientemente una frutería-verdulería nueva y tenían las ciruelas de oferta, cuando las vi, imaginé el tarro de mermelada, y pensé, me las llevo, e intento hacer mermelada, mi tercer intento y como no me salga, no lo intento más. El resultado es mejorable, el sabor está bien, pero quizá me ha quedado un poco líquida, aunque a mi me gusta. Sin más os dejo con la receta.


Ingredientes
- 1 kilo de ciruelas amarillas.
- 500 gr de azúcar.
- Zumo de un limón


Lavar y deshuesar las ciruelas. Triturar en la batidora a máxima potencia. Añadir el azúcar y el zumo de limón y volver a triturar unos segundos.

Verter la mezcla en una olla y poner a fuego medio durante 40 minutos removiendo continuamente. Transcurrido el tiempo, pasar a los frascos de cristas esterilizados (yo los esterilizo en el lavavajillas), cerrarlos y ponerlos boca abajo un mínimo de 24 horas para que queden cerrados al vacio.


Espero que os haya gustado.

10 comentarios:

  1. Un aspecto muy rico. Un truco, si tienes miedo a hacerla demasiado (por lo que quedaría dura) puedes hacerla tirando a líquida, como esta vez, y ponerle una lámina o dos de cola de pez. Le da textura pero no modifica el sabor.
    Si no quieres añadirle piensa que a la hora de enfriarse la mermelada va a coger más cuerpo y endurecer por lo que no debes esperar a que esté justo a la textura que te gusta porque se te endurecerá. Si, cuando se va enfriando, ves que va quedando dura, no dejes que llegue a enfriarse, pásala a la cazuela, caliéntalo y añade agua hasta obtener la textura deseada.

    También puedes reducir la cantidad de azúcar que es quien hace que luego quede duro.

    No se me ocurren más trucos. Espero que te sirvan :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos, si llego a saber que eres experta, te hubiera preguntado. Me apunto todos tus trucos. ¡¡Muchas gracias!!
      Un besito

      Eliminar
    2. Experta, experta, no jajaja pero a mi padre le encantan las mermeladas y es muy exigente.
      Espero que te sirvan los consejos. Si descubres nuevos trucos no dudes en compartirlos :)
      Besos

      Eliminar
  2. Pues a la tercera va la vencida verdad?, esta te ha quedado estupenda, me gusta la textura que te ha quedado besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Eso pensé yo, a la tercera la vencida!!, a mi la textura así,me gusta, pero quizá me hubiera gustado un pelín más espesa, pero está genial!
      Un beso

      Eliminar
  3. Está claro a la tercera va la vencida, y lo has logrado bien vaya... menuda textura y colorcito tiene, la mermelada de ciruelas está riquísima!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. te quedó una textura estupenda,bsts!!!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena!!! Te he concedido el Liebster Award.
    Pásate por mi blog para recogerlo.
    http://apfelstrudelkuchen.blogspot.com.es/2012/10/he-conseguido-el-liebster-award.html

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta estupenda, a mi las mermeladas me gustan con una textura ligera. La primera mermelada que preparé me pasó lo mismo que a ti, la cocí demasiado y me quedó una especie de caramelo al enfriar, pero no la tiré la aproveché para preparar unos muffins.

    Bicos

    ResponderEliminar

Por problemas de Spam he tenido que deshabilitar los comentarios anónimos, pero todos los demás sois bienvenidos, me encanta que me digáis que os parecen las recetas. ¡¡Gracias por comentar!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...